Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Treinta y tres días tendrá que esperar dentro de la cárcel Omar Alberto Prado, para ser juzgado por el parricidio de su menor hijo, Jacob de Jesús Prado, porque el juez Octavo Penal de Juicios de la capital, Tomás Eduardo Cortés, reprogramó la vista para el 27 de julio, para darle tiempo al abogado para preparar su estrategia de defensa en base a la valoración siquiátrica que le hicieron al acusado, aunque aún el Instituto de Medicina Legal no ha enviado al juzgado los resultados de la pericia.

Cortés señaló que interrumpió el cómputo de duración del proceso porque la suspensión fue solicitada por la defensa, a la que se le atribuirá el tiempo de demora del juicio que se le sigue a su patrocinado por supuestamente haber o y asfixiado con una sábana a su hijo.