•  |
  •  |
  • END

PASO CABALLOS, CHINANDEGA
El joven Gerald Vallejos Morales, originario del barrio “Domitila Lugo”, de Managua, se ahogó a las dos de la tarde del miércoles último, y se convirtió en la primera víctima de este año en el balneario Pasocaballos. Horas antes que él, otros dos muchachos perdieron la vida en las mismas aguas traicioneras.

Visiblemente consternado y agotado por la búsqueda del cadáver en varias playas, Mario José Morales Duarte relató a EL NUEVO DIARIO que su sobrino llegó el martes a este peligroso lugar, acompañado de varios evangélicos.

“Ellos, los ‘hermanos’, lo llegaron a sacar a la casa y lo trajeron al paseo. Tenemos la esperanza de que el cuerpo flote en las próximas horas para enterrarlo”, expresó afligido el capitalino. De acuerdo con su tío, Vallejos Morales tenía 22 años y estudiaba en el Colegio Experimental México, de Managua.

Por su parte, Jamileth del Rosario Méndez, mesera de un bar de Pasocaballos, dijo que el muchacho estaba junto a una joven pareja, que fue rescatada sana y salva.

Méndez afirmó que Gerald se ahogó en un remanso, en marea seca, por lo que según ella será difícil que aparezca cerca de este balneario.

Cadáver de otro joven no apareció
Por otro lado, aún no aparece el cadáver de Byron Alexander López Montoya, de 20 años, quien residía del costado oeste de la iglesia Reina de la Paz, una cuadra abajo, en la casa 233 del barrio Batahola Sur, de Managua, pese a que presuntamente había sido identificado a las nueve de la mañana del martes, frente al bar El Oasis, de Las Peñitas, en León. Al parecer, se trata del cuerpo de un cuarto joven que habría perecido en iguales circunstancias.

Su hermano, Giovanni Francisco López Montoya, dijo que el cuerpo que apareció en el balneario leonés presentaba algunos rasgos físicos similares a los de Byron Alexander, que usaba pelo corto, tenía una cicatriz en la cara y estaba en calzoncillos, al momento de ahogarse en Pasocaballos.

Tras una intensa búsqueda desde las seis de la tarde del 29 de diciembre, por parte de miembros del Distrito Naval del Pacífico, Cruz Roja y varios buzos corinteños, Giovanni Francisco y su prima María Ramírez Hernández, perdieron las esperanzas de recuperar el cadáver del joven capitalino.

La tarde de ayer jueves, familiares y amigos de Byron Alexander, quien estudiaba en el Recinto Universitario “Carlos Fonseca Amador” (Rucfa), de la capital, participarían en una misa donde apenas colocarían una foto del joven para rendirle tributo, a falta de un cuerpo.

La Cruz Roja filial Corinto confirmó que el 30 de diciembre también se ahogó en Pasocaballos el joven José Francisco Castellón, de 21 años, originario de la Colonia “Roberto González”, de Chinandega.

Ubicarán mapa
Iván Cortés García, director de la benemérita institución en el puerto de Corinto, lamentó el ahogamiento de los tres jóvenes en una poza profunda cerca de las playas de Pasocaballos, la cual es muy peligrosa por una corriente que conecta hasta varias rocas. “Hemos colocado rótulos indicando el límite de playa y la advertencia, pero lamentablemente algunas personas los han arrancado. Antes que comience la Semana Santa, en marzo, colocaremos un mapa grande indicando la zona de riesgo”, expresó el funcionario.

Manifestó que 38 socorristas están preparados para salvar vidas, y cuentan con apoyo de la Alcaldía de Corinto, así como de varias empresas y de algunos pobladores.