•  |
  •  |
  • END

Tras cuatro días de agonía en el Hospital “Lenín Fonseca” se rindió a la muerte el joven Wilmer José López, apodado “El Bobi”, producto de un machetazo en la cabeza que afectó una parte vital del cerebro, lo que le ocasionó una fuerte hemorragia.

Según testigos, el joven de 19 años se encontraba sentado en las afueras de la vivienda de su cuñada, María Auxiliadora López Leiva, cuando sujetos desconocidos, presumiblemente miembros de las pandillas “Los del 18” y “Los Perros”, dos grupos delictivos que aterrorizan la zona del barrio “Walter Ferreti numero 1”, sitio donde habitaba el fallecido, le propinaron tres machetazos, dos en el brazo izquierdo y uno en la cabeza, el cual le causó la muerte.

López Leiva, aún con los ojos llorosos por lo sucedido, indicó que Wilmer “no era pandillero” y que llegaba a su casa, puesto que como se había trasladado a vivir al sector de la terminal de la ruta 169, tuvo que dejar también las “viejas amistades”.

Asimismo, la cuñada del fallecido añade que la noche de los hechos acababan de robarle a Wilmer y a sus amigos, pero que aún con la advertencia, permanecieron en el sitio, sin saber que minutos después, por una de las calles del barrio, aparecerían sus agresores.

Autoridades sin pistas
Según la Policía del Distrito V, se desconoce quién o quiénes fueron los victimarios, ya que, por ser parte de una pandilla, son protegidos por otros miembros.

Aseguran que el proceso demorará un poco más, pero no descartan la posibilidad de que en cualquier momento las autoridades den con el paradero de los asesinos, mientras tanto las investigaciones continúan.

Por su parte, Yolanda Rocha, madre del fallecido, pide que se haga justicia en este caso, ya que su hijo no tenía ningún tipo de conflicto con los delincuentes de la zona.