•   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

A las diez de la noche retornaba a su hogar cuando fue fatalmente embestido por un vehículo cuyo conductor manejaba en estado de ebriedad.

La víctima en este caso fue José Benito Parrales Montalván, de 47 años, originario del barrio Monserrat, de esta ciudad, quien a bordo de la motocicleta multicolor, placas CH 1938, propiedad de Luis Roberto Callejas Callejas, regresaba de supervisar las labores de varios celadores de la Empresa de Servicios Múltiples de Vigilancia S.A., Sermuvilisa.

El victimario fue Pedro Francisco Cano Sarria, conductor del automóvil negro, placas CH-09209.

Pavoroso impacto
El percance ocurrió a las diez de la noche del miércoles reciente, a 200 metros del sitio conocido como La Virgen del Camino, en la carretera Chinandega-El Viejo, cuando Cano Sarria, de acuerdo con investigaciones de la Policía, manejaba en estado de ebriedad y a exceso de velocidad, catapultó a 50 metros de distancia a Parrales Montalván, y arrastró la motocicleta a 257 metros, de acuerdo a mediciones de agentes de Tránsito.

El subcomisionado Francisco Ruiz, miembro de la jefatura departamental de la Policía de Chinandega, informó que producto del brutal impacto el supervisor de celadores falleció de forma instantánea, y Cano Sarria, quien intentó escapar, fue detenido y llevado a las celdas preventivas de la Policía de Chinandega, para luego ser remitido a la orden de la Fiscalía por homicidio imprudente.

Parrales Montalván era padre de seis hijos, tres residentes en España, uno en Costa Rica y dos en Chinandega. Fue convencional del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y del Movimiento “Vamos con Eduardo”, cuyos principales dirigentes en este departamento se solidarizan con la familia doliente.