Máximo Rugama
  •   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |
  • END

Hoy viernes, a las diez de la mañana, tendrá lugar la audiencia inicial en la que la juez Alma Pino determinará si Maricela María Acevedo Merlo, supuesta autora del asesinato de su prima Zeneyda Mayerlin Castillo, será o no enviada a juicio oral y público.

La doctora Maricela Pichardo Castillo, fiscal auxiliar que está a cargo de la acusación, señaló que el Ministerio Público cuenta con abundante pruebas periciales que demuestran la culpabilidad de la acusada, de tal forma que hay seguridad de que la señora juez enviará a juicio a la indiciada.

Indicó que en el juicio, la Fiscalía también demostrará que Acevedo Merlo es la autora del asesinato de Zeneyda Mayerlin, hecho ocurrido la mañana del lunes 15 de junio, en la comarca El Rosario, jurisdicción del municipio esteliano de Pueblo Nuevo.

Luego de este hecho sangriento se han suscitado varios rumores, como que Maricela María Acevedo Merlo practica la brujería. De igual forma se menciona que esta mujer, a la medianoche, se vestía de negro e invocaba a Satanás.

El origen del crimen es un “galán” que pretendía a la quinceañera y no a quien sería su asesina.

Zeneyda Mayerlin pereció a consecuencia de múltiples garrotazos que le desprendieron los dientes y los ojos. Era estudiante del segundo año de bachillerato del Instituto Nacional Público “Profesora Lucinda Rosa Videa Rodríguez”.

Problemas mentales y abandono
No obstante, el “as bajo la manga” de la acusada podría ser el hecho de que casi tres años antes del crimen sufrió problemas mentales que pudieron agravarse por el abandono del padre de su hija de dos años, el que se marchó hacia Costa Rica en busca de trabajo.

Se conoció que luego de conocer del crimen, el marido de Maricela volvió a El Rosario, para estar presente en el proceso.

Los moradores, de Pueblo Nuevo reaccionaron consternados e indignados ante este hecho, pero al comienzo se creyó, al igual que lo hicieron organizaciones feministas, que había sido ejecutado por algún hombre, para al que demandaron la aplicación de todos los rigores de las leyes.