•  |
  •  |
  • END

Los delincuentes que andan tras el “último grito” de la tecnología que aparece en manos de los nicaragüenses, ya tienen un nuevo objetivo, los Ipods o reproductores de música.

Óscar José Martínez Gutiérrez, de 32 años, pereció de un impacto de bala que le penetró en el abdomen, cuando estaba escuchando música frente a su vivienda, en el barrio Riguero Norte, la noche del jueves último.

A pesar que de inmediato una vecina lo trasladó a un centro asistencial, ya no se pudo hacer nada, porque la herida le causó hemorragia masiva.

El comisionado Edgard Sánchez, segundo jefe de la Cuarta Delegación de Policía, declaró que aparentemente el joven intentó evitar que lo despojaran de su Ipod y los asaltantes le dispararon.

“Estaba afuera de su casa… se acercaron dos sujetos a bordo de una moto roja, Avanti, placas M 19847—cuyo dueño se investiga, pese a que manifestó haberla prestado--. El pasajero se bajó y le ordenó que le diera el Ipod, el muchacho al parecer forcejeó y el delincuente le disparó y huyeron”, comentó el comisionado Sánchez.

Los supuestos asaltantes fueron identificados como Sergio Ismael Gómez Morales, de 20 años, quien se presume fue el que disparó, y Wiston José Sánchez Mejía, de 18 años, alias “El Sapito”.

La captura de estos dos sujetos se hizo efectiva en las inmediaciones de la Colonia “Pedro Joaquín Chamorro”, aledaña al barrio donde habitaba Martínez Gutiérrez, y a la hora de la requisa se le ocupó un revólver calibre 38, Smith & Wasson, serie, VNR 5101, que aún se desconoce a quién le pertenece, el Ipod del fallecido y la moto en la que circulaban.

“Éste es un caso de robo con intimidación, posesión ilegal de armas y homicidio. El cuerpo del muchacho presentaba orificio de entrada, pero no de salida. En la autopsia se recuperó el proyectil y coincidía con el revólver ocupado”, aseguró el comisionado Sánchez.