• |
  • |
  • END

MATAGALPA

Tres muertos, entre ellos dos niñas, incluyendo una de seis meses de nacida, y 87 heridos, es el resultado de un aparatoso accidente de tránsito que registró a las siete y media de la mañana del lunes en el sector de La Cartuja, en la carretera a Jinotega.

El accidente se produjo cuando al bus placas MT 284, conducido por Gustavo Roberto Sánchez, que cubre la ruta Matagalpa-Las Nubes, sufrió fallas mecánicas en el sistema de frenos, cuado bajaba una pendiente. El conductor trató de buscar un local para detenerse, pero todo el esfuerzo fue en vano debido a que los cambios y el sistema de freno no respondieron, lo que provocó el vuelco.

50 metros sin control

Roberto Zeledón, uno de los primeros vecinos que se presentaron al lugar para ayudar a sacar a los heridos del bus, aseguró que escuchó cuando el conductor trataba de meter cambio para detener el “mastodonte”, pero el esfuerzo fue en vano debido a que éste se volcó reiteradas veces, con todos los pasajeros, hasta que se detuvo unos 50 metras más adelante.

Roberto dijo que rápidamente llamó a la Cruz Rojas para que se presentaran al lugar del desastre, pero le contestaron que no tenían servicio de ambulancias y le sugirieron que llamara a los bomberos. Llamó a los bomberos, quienes se presentaron, al igual que la Policía, y con ayuda de vehículos particulares trasladaron a todos los heridos al hospital.

En el lugar del accidente falleció Abrahán Ochoa Suazo, de unos 48 años, mientras que las dos menores, que al momento de redactar esta información no habían sido identificados, fallecieron cuando eran trasladas al Hospital Regional “César Amador Molina”, cuando llegaron al centro asistencial ya estaban muertas, aseguró el personal médico.

Cuatro de los heridos fueron trasladados a Managua y fueron identificados como Delis Samara Castillo, con fractura en el cráneo; Gustavo Roberto Sánchez, con politraumatismo y fracturas en ambas manos, Cristian Cruz Chavarría, de siete años, con politraumatismo, y una niña no identificada con trauma craneoencefálico severo con desprendimiento del cuero cabelludo, todos iban en estado delicado.

El doctor Franklin Baltodano, quien junto a enfermeras y otros médicos atendieron a todos los 87 heridos, aseguró que 16 pacientes fueron ingresados al hospital, donde algunos serían operados de emergencia, mientras diez están en la sala de observación. El resto de los heridos fueron dados de alta después de ser atendidos, debido a que las lesiones no eran de gravedad.

El personal médico del Hospital “César Amador Molina” se movilizó rápidamente para atender a los heridos y hasta improvisaron consultorios en los pasillos, debido a que las camas de la sala de emergencia estaban repletas.

Con sobrepeso

William Rivera, quien resultó con lesiones leves, dijo que él regresaba de la comunidad La Fundadora, pero al llegar a La Cartuja fallaron los frenos al bus y el conductor no lo pudo detener hasta que se dio vuelta, pero a su parecer todo se debió a que el bus iba con sobrepeso, ya que traía muchos pasajeros, además de los quintales que cargaron en la canastera.

En el bus viajaba una gran cantidad de niños, quienes gritaban desesperadamente para que los ayudaran, pero el conductor no pudo controlar el bus, a pesar de que, según los mismos pasajeros que sobrevivieron a la tragedia, luchó para evitar el accidente.

El conductor del bus, que resultó con los dos brazos fracturados, también fue trasladado a Managua, y según los médicos que lo atendieron, sólo preguntaba que si sus pasajeros estaban bien, por lo que le manifestaron que sí, para evitar que sufriera un shock nervioso.

La Policía investiga para confirmar las causas del accidente que dejó tres muertes y 87 lesionados, de los cuales 20 son de gravedad y cuatro de ellos fueron traslados a Managua.