• |
  • |
  • END

SOMOTO, MADRIZ
Dos personas perecieron en accidentes de tránsito en los últimos días. El primer accidente dejó un muerto y tres personas lesionadas, entre éstas una grave. El accidente ocurrió entre el sector de la comunidad Sonis y el puesto fronterizo de El Espino, en el municipio de Somoto, sobre la Carretera Panamericana.

Cuatro arrollados de una sola vez
El chofer de la camioneta, supuestamente borracho y conduciendo a alta velocidad, atropelló con el automotor a cuatro ciclistas que circulaban en columna a la orilla de la vía. Al momento perdió la vida uno de ellos y otros tres resultaron con heridas en varias partes de su cuerpo. El joven Javier Antonio Morazán Cruz, de 29 años, resultó muerto en el lugar del accidente, y Rosman Corrales, de 27, se encuentra de coma en el Hospital “Lenín Fonseca”, de Managua. Los otros heridos son Fausto García López, de 25 años, y Ever Ramón Ramírez, de 23, todos originarios de la comunidad de Sonis.

El conductor, Víctor Manuel Morales Molina, quien viajaba en la camioneta Toyota, blanca, placas MZ 0509, y conducía a alta velocidad y en estado de ebriedad, se encuentra detenido en la ciudad de Somoto.

Morales Molina, quien estuvo hospitalizado bajo custodia policial, conducía en la misma dirección que los cuatro ciclistas a quienes arrolló. Según testigos, viajaba a exceso de velocidad y realizando zigzag sobre la carretera. Las mismas personas afirmaron que la camioneta levantó al grupo de ciclistas.

Uno de ellos fue a impactar contra la parte frontal del vehículo y se introdujo en la cabina de la camioneta, con todo y bicicleta, y por eso resultó herido Víctor Manuel Morales Molina,
Otro accidente ocurrió en la Zona Dos de San Juan de Río Coco, en el departamento de Madriz, cuando el ciudadano Leonel Mairena Toruño, de 30 años, originario de la comunidad de Salamasí, Yalagüina, pereció bajo las llantas traseras de un bus que cubría la ruta de esa localidad hacia la ciudad de Estelí.

Según el reporte policial, la unidad de transporte colectivo, con placas ES 189, propiedad del transportista esteliano Amado Ruiz, se encontraba estacionada, cuando el ahora finado decidió dormir una siesta bajo el automotor. El conductor de la unidad, que no fue identificado, arrancó sin percatarse que Mairena Toruño, quien era un tomador consuetudinario, se encontraba debajo del bus, por lo que pereció de forma inmediata al pasarle las llantas traseras del automotor por el tórax.