•  |
  •  |
  • END

Orden de captura para ex juez
El juez Noveno Penal de Juicios de Managua ordenó la captura del ex juez suplente acusado por la supuesta autoría de violación en perjuicio de su hija adoptiva, porque fue citado a audiencia especial de revisión de medidas y no compareció, por lo que se le declaró en rebeldía, confirmó una fuente judicial, ayer.

El acusado es un abogado de 45 años que la semana antepasada fue destituido como juez suplente de ejecución de sentencia y vigilancia penitenciaria por la Corte Suprema de Justicia. Según el libelo acusatorio, el hombre empezó a manosear a su hija adoptiva desde que tenía ocho años, porque dormía con ella, luego, cuando la joven alcanzó la madurez, aparentemente fue violentada sexualmente. Hoy la víctima tiene 18 años.

El juicio para el prófugo estaba programado para el 20 de agosto de este año, pero ahora se celebrará hasta que sea capturado y el juez disponga nueva fecha.

Alcocer tiene antecedentes como “Chiguaco”
Pese a que supuestamente Jimmy Alcocer Cruz es la persona que se quedó con el dinero que robaron en Petronic el 29 de mayo, la juez Segundo Penal de Audiencias de Managua, María Concepción Ugarte, tuvo que buscarle un defensor de oficio y luego solicitó un abogado público para que lo defienda en el juicio oral y público que tiene pendiente por cuatro delitos, incluyendo el robo con intimidación de un millón 30 mil 940 córdobas.

La acusación que presentó el fiscal Ernesto Hermidas Baltodano establece que Alcocer fue una de las personas que intimidó con un arma a uno de los guardas de la petrolera, y según una testigo, el día del atraco llegó tarde al cuarto que alquilaba y mandó a comprar un refresco con un billete de 500 córdobas que sacó de un fajo enorme de dinero.

Cierta o no dicha versión, el caso es que Alcocer tiene antecedentes porque en el 2007 fue señalado como miembro de la banda de “Los Chiguacos”, quienes robaron una camioneta de Cemex para desarmarla, además asaltaron una cooperativa de buses, pero aparentemente salió bien librado del proceso.

El colmo de un homicida
En un capítulo quizás inédito en la historia judicial, un joven que está acusado por homicidio querelló por injurias y calumnias a la madre de su víctima, pero la justicia brilló y doña Ana Julia Talavera salió bien librada del proceso. Ahora su querellante, identificado como Jairo Iván Bárcenas Palacios, de 26 años, alias “El Hueso” y de oficio planchador, está siendo enjuiciado en el Juzgado Séptimo Penal de Audiencias de Managua por el crimen de Javier Enrique Talavera, de 24 años, quien pereció desangrado el nueve de octubre del año pasado tras recibir un tijeretazo en la parte izquierda del cuello.

Los hechos ocurrieron en la parada de buses de la Siemens, después de que víctima y victimario bajaran de un bus de la ruta 266 dentro de la cual discutieron “por el mando” dentro de la unidad de transporte, según revela el expediente judicial número 006439 de este año. El escrito acusatorio señala que antes del crimen, Bárcenas y Talavera estuvieron en el bar Lucy, ubicado en los alrededores de la Zona Franca Las Mercedes, donde ambos laboraban. Anteriormente los dos hombres habían tenido rencillas derivadas de un pleito a golpes.