•  |
  •  |
  • END

La captura de Hugo Javier Alemán Osorio, de 22 años, la madrugada del jueves, en el barrio “Jorge Dimitrov”, no sólo permitió a la Policía esclarecer las circunstancias en que fue baleado un pastor evangélico de 35 años, sino que dejó al descubierto las supuestas intenciones del religioso, de iniciales M.C.U., de sostener una relación gay con su “oveja”.

El acusado al ser entrevistado por las autoridades policiales reveló que en otras ocasiones el pastor le había hechos insinuaciones románticas, pero la noche del jueves diez de julio “se le fue la mano”.

En la narración de los hechos, Alemán explicó a la Policía que él llamó por teléfono al pastor pidiéndole que lo llegara a traer porque estaba por el Palí-La Fuente y ya era noche.

Alemán señaló que su denunciante lo llegó a recoger, pero en el camino supuestamente lo comenzó a enamorar.

Hugo Javier Alemán afirmó que nunca ha sostenido relaciones sexuales con el religioso, pero esa noche el pastor lo llevó hasta la entrada de un motel que no identificó.

El joven no quiso entrar, por lo que el pastor decidió dirigirse al barrio “Jorge Dimitrov”, donde supuestamente hizo el último intentó por convencer a Alemán.

Lo tocó

Según el reo, él disparó contra el ministro de la palabra cuando ambos estaban a una cuadra de llegar a la casa de él, donde nuevamente trató de persuadirlo tocándole sus partes íntimas.

EL NUEVO DIARIO buscó la versión del pastor, quien convalece en la cama 302 de la Sala de Cirugía de Varones del Hospital “Roberto Calderón”, sobre las afirmaciones de Hugo Alemán, pero prefirió guardar silencio.

El comisionado Edgard Sánchez, segundo jefe de la IV Sección de Policía, manifestó que el agresor utilizó una pistola de fabricación artesanal calibre 22 para dispararle al ministro de la palabra.

Igualmente el comisionado Sánchez indicó que durante las investigaciones se descartó que el móvil de la agresión haya sido el robo, porque al pastor le encontraron todas sus pertenencias.