•  |
  •  |
  • END

Por supuestamente haber separado de su madre a varios monitos cara blanca y lapas, y maltratar a los animales que tenían ilegalmente almacenados en dos casas ubicadas en el barrio Lomas de Guadalupe, la jueza María Iveth Pineda remitió a juicio a Verónica de los Ángeles Gutiérrez e Ivannia del Carmen López Ocampo.

La judicial programó la vista para el próximo 19 de agosto, a las nueve de la mañana, pero mientras llega esa fecha las acusadas no podrán salir del país.

Las dos mujeres fueron acusadas por la supuesta coautoría de aprovechamiento ilegal de recursos naturales y maltrato animal en perjuicio del Estado de Nicaragua.

Durante la audiencia inicial del proceso, la procuradora Carmen Rodríguez presentó acusación particular en contra de las dos mujeres, la que fue admitida por la jueza.

La administradora de justicia también aceptó las pruebas que la Fiscalía presentó para acreditar los delitos acusados, entre las que destacan las testimoniales de nueve personas, entre ellas tres peritos, uno de los cuales detallará el daño que sufrieron los animales.


Grave daño a la salud animal
El Código Penal de Nicaragua dice que quien cometa el delito de maltrato animal será sentenciado a 50 ó 200 días multa o trabajo en beneficio de la comunidad por 10 ó 20 días a razón de dos horas diarias.

El aprovechamiento ilegal de los recursos naturales está penado con seis o dos años de prisión, y multa de 100 ó 200 días.

En veda

Según la acusación, las dos mujeres tenían escondidos en sus casas, 29 loras, seis monos cara blanca, 47 chocoyos, un mono araña y diez lapas rojas.

“Existe una resolución ministerial --la 002-2009, publicada en La Gaceta del 18 de mayo de 2009-- estableciendo una veda nacional indefinida porque estas especies están en peligro de extinción de acuerdo al Convenio para la Protección de Especies Amenazadas en Flora y Fauna Silvestre, Cites, suscrito y ratificado por Nicaragua desde 2007”, señala el escrito acusatorio.

Lo más grave del asunto es que los animales estaban almacenados en muy malas condiciones ambientales, lo que les provocó desnutrición y neumonía, según el peritaje del doctor Enrique Rimbaud, Decano de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Ciencias Comerciales, UCC, que la Fiscalía ofreció como prueba de cargo para ir a juicio oral.