Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

La profesora Deysi del Carmen López, de 54 años, oriunda del barrio Ermita de Dolores, en León, se quedó únicamente con la ropa que andaba puesta, cuando en fracciones de minutos su vivienda y todos los enseres que se encontraban en ella fueron consumidos por el fuego que se originó por un cortocircuito.

Miembros de la Dirección General de Bomberos se hicieron presentes al lugar del siniestro para evitar la propagación de las llamas hacia las demás viviendas.

El incendio se originó en horas de la noche, cuando un tomacorriente que se encontraba ubicado en uno de los dormitorios de la propiedad hizo cortocircuito.

Veía TV cuando miré salir humo
“Me encontraba viendo televisión, cuando observé que salía humo de uno de los cuartos. Salí corriendo para ver qué estaba ocurriendo, y vi que mi casita se estaba quemando. Comencé a gritar y a pedir auxilio, gracias a Dios que mi hermana --de 47 años-- y mis dos hijos --de 27 y 11 años-- pudieron salir ilesos del incendio”, expresó la profesora López, quien agradeció el apoyo de sus vecinos que no dudaron en extinguir el fuego que consumió muebles, camas, espejos, abanicos, computadora y otros objetos.

Las pérdidas económicas superan los cincuenta mil dólares, “perdí todas mis cositas que con mucho sacrificio había acumulado, con sacrificio con mi salario de maestra, a través de treinta años de labor en el colegio Nuevas Orientaciones”, refirió la docente.