María Mercedes Urroz
  •  |
  •  |
  • END

La ejecución de dos jóvenes, ocurrida en las últimas horas, podría estar relacionada con asesinatos similares ocurridos recientemente y de los que no se descarta sean producto del actuar de una misma banda del crimen organizado, por sus características.

Los crímenes son investigados por agentes de la Quinta Delegación de Policía y del departamento de Masaya, y ocurrieron la madrugada de ayer miércoles.

Una fuente ligada a las investigaciones informó que la primera víctima fue Isaías Antonio Gutiérrez Carvajal, de 22 años, el que fue lanzado desde un vehículo blanco, en el sector del kilómetro 14 de la carretera que conduce hacia la comunidad de Veracruz, en Masaya, por lo que oficiales de ese departamento empezaron a rastrear a los sospechosos que iban a bordo del taxi.

De acuerdo con las investigaciones, en la entrada a Las Jagüitas estaba el taxi blanco, placas M 07040, de la Cooperativa “Arlen Siu”, donde yacía la segunda víctima, en estado agónico. Se trataba del joven Elyin Francisco Acuña Blandón, de 22 años, el que recibió un impacto de bala en la boca, con orificio de salida en la cabeza.

¿Ambos relacionados?

“Fue trasladado al Hospital ‘Roberto Calderón’, pero era demasiado tarde. Estamos investigando la relación que había entre ellos dos. Tenemos entendido que se conocían, pero vamos a mandar el carro al Laboratorio de Criminalística para que se haga un análisis exhaustivo, porque además de las manchas de sangre, dentro del carro se encontró huellas y vamos a descartar las de ellos”, aseguró la fuente policial.

Cabe señalar que el taxi blanco inexplicablemente después fue encontrado abandonado en el sector de la Colina 110, aledaño a Los Laureles, en el Distrito Seis. La Policía al parecer no resguardó el taxi y éste fue tomado de nuevo por los delincuentes.

Por su parte, Juan Francisco Acuña, padre de Elyin y dueño del taxi, afirmó que su hijo era una persona que “no se metía con nadie”. “Yo espero en Dios que se haga justicia. Él era muy trabajador y deja a dos gemelos de siete meses en la orfandad, por eso le daba el carro para que trabajara para su familia”, declaró entre sollozos.

Padre niega, hermana confirma

Asimismo, opinó que el crimen de su hijo pudo ser por resistirse al asalto. Negó que Elyin fuera amigo o conocido de la otra víctima fatal.

Pero al contrario se pronunció una hermana de Isaías Gutiérrez Carvajal, pues sostuvo que ambos jóvenes eran amigos, ya que Elyin estaba casado con una vecina de Gutiérrez, quien habitaba en el sector de la Loma de “Chico Pelón”.

“En varias ocasiones él –-Elyin-— vino a traer a mi hermano... Isaías no trabajaba porque sufrió un accidente”, declaró la hermana.

La fuente policial dijo a EL NUEVO DIARIO que estos dos asesinatos --que en principio se pensó se trataba de un robo seguido de homicidio y con las investigaciones se comprobó están vinculados-- no se descarta sean un “ajuste de cuentas”, ya que es posible que ambos jóvenes estuvieran involucrados en ilícitos que concluyeron con la ejecución.

También se investiga qué relación existe entre las personas encontradas muertas en similares condiciones en Tipitapa, el lunes de la presente semana, y en Nindirí, hace casi 15 días. “En casi todos los casos, antes de la ejecución hubo golpes”, concluyó la fuente. Otro crimen con características de ejecución fue uno ocurrido contra un cubano, hace varios meses, en el Empalme de San Benito.

Por su parte, el comisionado Noel Cruz, segundo jefe de la Quinta Delegación de Policía, manifestó vía telefónica que las investigaciones continúan, no se descarta ni se afirma nada, y para hoy posiblemente haya más avances de lo ocurrido.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus