Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Incuestionable prueba de descargo
Incuestionable fue la prueba que el abogado Bismarck Quezada ofreció para probar la no culpabilidad de Carlos Francisco Valle Parrales, quien está acusado por el homicidio de Pablo Antonio García Lacayo, quien perdió la vida el 22 de mayo de este año de un disparo en el tórax, hecho acaecido del colegio “Máximo Jerez”, dos cuadras al sur y 20 varas arriba. Aunque la fiscal Jeaneth Canelo ofreció testigos, prueba documental y pericial para probar el delito que le achacan a Valle, el día y hora del crimen el imputado estaba de compras en el supermercado La Unión de Carretera Sur, y hay documentos para probarlo, apuntó el abogado Quezada, quien además ofreció cuatro personas que vieron exactamente cómo ocurrieron los hechos. El juicio para el imputado arrancó ayer en el Juzgado Segundo Penal de Juicios de Managua --a cargo de la doctora Adela Cardoza--, con la selección de los jurados, alegatos de apertura por parte de la Fiscalía y la defensa, y la lectura de la acusación que establece que el crimen ocurrió porque supuestamente la víctima, que era taxista, le pidió pasada con su vehículo al acusado, quien también es ruletero, pero se la negó, luego los dos hombres discutieron y minutos después, cuando García se detuvo a conversar con un tercer taxista en la calle, llegó el señalado y le preguntó: “¿Cómo fue que me dijiste?”, y aquel le respondió con otra interrogante: “¿Qué, me vas a matar?”, y el interrogado habría respondido dándole un balazo en el pecho.

Juez se enferma en medio juicio
Porque el juez Séptimo Penal de Juicios de Managua no se sentía bien de salud, tuvo que suspender y reprogramar para el 29 de julio próximo la continuación del juicio oral y público para Reymundo Rodríguez Dormus, quien está acusado por la supuesta coautoría de robo agravado, delito en el que habría incurrido al asaltar a punta de pistola a Oscar Antonio Araica, quien fue despojado de una moto. En el atraco supuestamente participaron varios desconocidos y un adolescente, pero sólo Rodríguez está enfrentando proceso. El expediente electrónico que está en la página web del Complejo Nejapa revela que cinco veces antes se intentó conformar el tribunal de jurados, pero no había sido posible por diferentes causas, hasta ayer. La coartada del acusado es que a él no le encontraron el vehículo liviano robado y además existe un acta de arrendamiento que se supone que era de la moto, pero la misma no estaba a nombre del acusado.

Comenzará de cero
Para molestia de todas las partes en el proceso, el juicio que se le sigue a Norwin Moreno Úbeda tendrá que volver a comenzar de cero, porque este martes era el día décimo del juicio, pero por fuerza mayor (el juez se enfermó) la vista no se celebró. Moreno está acusado por la supuesta autoría de homicidio en perjuicio de Wilbert Antonio Espinoza, quien recibió un disparo de revólver meses atrás, cuando según los testigos, presuntamente intentaba asaltar a quien ahora está acusado. El juicio arrancó la semana pasada y uno de los que declaró fue Rodrigo Contreras, vicepresidente de la Asociación de Comerciantes de uno de los mercado capitalinos. Éste declaró ante el juez Octavio Rothschuh que tiene un comedor cerca del Mercado “Iván Montenegro” y vio al acusado huyendo, luego escuchó disparos, después escuchó a la gente comentar que la víctima mortal había caído abatida al intentar asaltar a quien ahora es el acusado.