•  |
  •  |
  • END

Triple colisión y dos lesionados
Tania Goussen / CARAZO
La tarde de este jueves, en el kilómetro 52 de la carretera Jinotepe-Santa Teresa, se produjo una triple colisión que dejó como resultado a dos personas lesionadas y daños materiales. Mario Pérez Molina, conductor del vehículo blanco, Toyota, sin placas, afirmó que se dirigía de sur a norte, cuando un motociclista le invadió el carril y al esquivarlo colisionó con otro automóvil que corría en sentido contrario. Pérez Molina es uno de los lesionados, y presentaba fractura en la pierna derecha. Por su parte, Leonel Antonio Ramírez, conductor del taxi blanco, placas M222-033, corroboró que el motociclista de repente invadió el carril al Toyota blanco, que posteriormente colisionó con su unidad. Ambos conductores coinciden en que el motociclista, en su loca carrera, terminó chocando de frente en un árbol de guanacaste. Pobladores del lugar trasladaron al Hospital Santiago, de Jinotepe, al conductor de la motocicleta, Miguel Ángel Castro, quien presentaba trauma craneoencefálico y excoriaciones en diferentes partes del cuerpo, después de que salió dando varias volteretas a causa del impacto con el árbol. Los oficiales de Tránsito investigan sobre el triple accidente, del que presumen que las causas fueron exceso de velocidad del motociclista e invasión de carril a uno de los automotores.

Incautan 22,800 libras de queso
Róger Olivas / CHINANDEGA
Como parte del plan permanente de seguridad en el campo y de seguridad de la frontera con Honduras, miembros de una patrulla del Segundo Comando Militar Regional del Ejército de Nicaragua incautaron un total de 228 quintales de queso de exportación equivalentes a 22 mil 800 libras. El teniente coronel Mario Díaz, jefe del puesto fronterizo El Guasaule, confirmó a EL NUEVO DIARIO que el producto lácteo era trasladado ilegalmente por Rafael Chavarría Brenes a bordo del camión marca Volvo, color blanco, placas MT-09904.

El oficial dijo que los integrantes de la patrulla, integrada también por un efectivo policial, sorprendieron a Chavarría Brenes a las dos de la tarde del domingo último en el río Guasaule, cerca de la comarca El Ranchón, del sector El Anonal, cuando éste intentaba trasladar el queso hacia territorio hondureño, donde sería comprado por el comerciante catracho Carlos Betancourt. Díaz aseguró que de acuerdo a investigaciones, el queso fue vendido por Julio Zelaya Gadea, en el municipio de Matiguás, departamento de Matagalpa, y es el segundo golpe que propinan al contrabando de queso en las últimas semanas en el mismo sector fronterizo perteneciente al municipio de San Pedro de Potrero Grande. El jefe militar añadió que el queso fue entregado a la Dirección de Investigaciones Económicas (DIE) del occidente del país, que a su vez lo trasladó a la Dirección General de Aduanas del puesto fronterizo El Guasaule.

Muerto número 13 en accidente de tránsito
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES
El mes de julio, que parecía tranquilo en la ocurrencia de accidentes de tránsito, se tiñó de sangre al cobrar la primera víctima en el kilómetro 123 sobre la carretera Juigalpa-Managua, donde pereció el motorizado Iván Antonio Ramos Salazar, de 44 años. De acuerdo con la información suministrada por la Policía de Tránsito de Chontales, Ramos Salazar circulaba en su moto Tough, verde, placas CT 1652, y realizó un giro e impactó en un poste de concreto que estaba a la orilla de la carretera, en el sector de la comarca El Naranjito número dos. El motorizado no pudo controlar el vehículo de dos ruedas y después del impacto cayó sobre el pavimento, donde murió al instante, mientras vecinos del lugar, al enterarse de la tragedia, le dieron aviso a la Policía de Juigalpa. A la escena del accidente fue desplazada una guardia operativa de la especialidad de Tránsito, que levantó el cadáver y lo trasladó al Hospital Asunción, donde el médico forense lo valoró y estableció que Iván Antonio Ramos Salazar murió a causa de un trauma craneoencefálico, mientras los uniformados aseguraron que el accidente se produjo a consecuencia de un giro indebido. Los oficiales constataron que Ramos Salazar se desplazaba de Juigalpa hacia su comunidad de origen, Cuisalá, jurisdicción de Comalapa, bajo los efectos del licor, lo que aparentemente propició la ocurrencia del mortal accidente.