•  |
  •  |
  • END

Detectives de la IV Sección de Policía “tempranearon” ayer miércoles a Harold Springer Mena, de 34 años, acusado de herir de bala en la cabeza al universitario Léster Andrade Morales, de 21 años, durante un robo frustrado la mañana del lunes.

El comisionado Edgard Sánchez, segundo jefe de la Estación Cuatro de Policía, dijo que Mena fue capturado en una casa del barrio Laureles Sur, donde la Policía encontró accesorio de motocicletas.

¿También roba motos?

El hallazgo de piezas de motos hace presumir a la Policía que Mena también es parte de una banda que se dedica al robo de motocicletas en la capital.

Las autoridades de igual forma confirmaron que Mena tiene antecedente por robo con intimidación. Al momento de ejecutar el sangriento robo frustrado, en compañía de otros dos sujetos, el hombre originario de la ciudad de Bluefields, en la Región Autónoma del Atlántico Sur, gozaba de libertad condicional que le otorgó un juez de Ejecución de Sentencia.

Los dos amigos que acompañaban a Andrade al momento del robo frustrado reconocen a Harold Springer Mena como el hombre que disparó contra el joven universitario, aseguró el padre de Léster Andrade.

Andrade Morales fue baleado por Mena luego de levantarse del pavimento, donde había ido a parar porque el tío de uno de sus amigos, que también era asaltado, los impactara con su camioneta de lujo, para frustrar el robo.

Vive de milagro

El padre del universitario baleado, del mismo nombre, dijo que la situación de salud de su hijo sigue siendo delicada, porque tiene la bala alojada en el pulmón derecho.

Citando la explicación dada por los médicos del Hospital Alemán-Nicaragüense, el papá de Andrade Morales explicó que la bala que hirió a su hijo tiene orificio de entrada en el parietal izquierdo.

Durante su recorrido, el proyectil pasó por la cavidad craneal y cerca del esófago, hasta quedar alojado entre el pulmón derecho y una costilla, algo que fue posible sólo porque el joven al parecer logró agacharse al momento de ver que el asaltante se disponía a dispararle.

Como secuela inmediata, Andrade ha perdido de forma la capacidad auditiva en un oído, señaló su progenitor, quien pide a las autoridades judiciales dejar caer todo el peso de la ley contra el hombre que baleó a su vástago.