•  |
  •  |
  • END

Tras una semana de agonía, se rindió a la muerte el adolescente Brandon Morales Flores, quien el pasado 21 de julio, junto a tres sujetos, intentó asaltar a pasajeros de un bus de la ruta 101.

El menor de 14 años recibió un impacto de bala de manos de un ciudadano que extrajo de entre sus vestimentas un revólver y disparó contra los delincuentes, para frustrarles sus intenciones.

Morales fue trasladado de emergencia al Hospital “Roberto Calderón”, donde los médicos le realizaron un procedimiento quirúrgico, pero a pesar de todo, no le garantizaban la vida debido a que la bala había perforado el intestino delgado.

Luego de la operación, Brandon pasó a la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, pero por ser menor de edad, fue trasladado horas después al Hospital “La Mascota”, donde el lunes, en horas de la mañana, los médicos confirmaron su deceso.

Cómplices campantes

Mejor suerte corrieron los otros tres implicados en el robo frustrado, identificados como Ulises Navarrete, Hollman Castillo Vanegas y Sergio José Gaitán, todos mayores de 18 años, ya que fueron puestos en libertad, pues ninguna de las víctimas del bus se presentó a la Quinta Delegación de la Policía Nacional para presentar su respectiva denuncia y así evitar que estos sigan cometiendo sus fechorías.

Oficiales de ese distrito añadieron que a pesar de ser chavalos, pues ninguno llega a los 20 años de edad, estos avispados delincuentes ya cuentan con un amplio historial delictivo. Su lugar preferido para robar es en el sector de la Colonia Primero de Mayo, donde ya son reconocidos.

A pesar de todo, las personas que han sido afectadas con sus andanzas, no acuden a presentar su denuncia por temor a represalias.