• |
  • |
  • END
A juicio el que mató a dos en carrera ilegal
El próximo 25 de enero, el juez Quinto Penal Local, Walter William Vargas, decidirá “la suerte” de Didier Ismael Escobar Mendieta, quien el pasado 14 de diciembre andaba con 4.0 grados de alcohol en la sangre, pero eso no impidió que condujera un carro Jetta azul, placas M033815, sobre la vía que va de los semáforos de Esquipulas, 150 metros al sur, sitio donde supuestamente el acusado frenó bruscamente, luego invadió el carril derecho de la carretera y finalmente colisionó contra el carro que conducía Luis Román Guerrero. Éste iba acompañado por su hermano, Franco Frixione Guerrero, quien al igual que el primero, falleció porque producto de la colisión, cayeron en el fondo de un cauce de un metro de profundidad, tras pasarse llevando un rótulo y la rampa de una vivienda. Según el dictamen médico-legal que la Fiscalía ofreció como prueba para ir a juicio oral y público el 25 de enero, las dos víctimas fallecieron por politraumatismo y destrucción de la masa encefálica a causa del impacto. Aunque el expediente judicial del caso no lo menciona, se conoce que las víctimas y el victimario participaban de una carrera ilegal el día de los hechos, pero lo que sí está claro en el expediente es que el acusado anda tranquilo porque sólo le reconfirmaron el arresto domiciliar y la presentación periódica en el juzgado tres veces por semana, mientras llega la fecha de la vista oral, si es que la misma se da, porque la fiscal Ruby Ann Lacayo confirmó que la defensa del sospechoso por homicidio culposo, doctor Enrique Chavarría, durante la audiencia inicial celebrada ayer expresó su interés de llegar a una mediación con los familiares de los muertos.

Tiene prohibido visitar el “Rubén Darío” y cantinas
Aunque seguramente Javier Enrique Espinoza, de 32 años, alias “El Zurdo”, no es un asiduo visitante del Teatro Nacional “Rubén Darío” (TNRD), por orden judicial ahora tiene prohibido acudir a ese lugar y cantinas aledañas, porque fue acusado por robo con fuerza en perjuicio de Oswaldo Rodríguez, jefe de seguridad del centro de espectáculos. Según la acusación, la madrugada del pasado cinco de enero, Espinoza rompió una ventana de vidrio del teatro para meterse a robar un horno y una cafetera valoradas en 5 mil córdobas, pero como fue descubierto por el vigilante, que realizó dos disparos preventivos al aire, el sospechoso dejó botados los aparatos y saltó la verja de metal que rodea el TNRD, pero para mala suerte de él, al saltar se lesionó el talón del pie derecho, por lo que no logró huir. Su audiencia inicial será el 14 de enero en el Juzgado Octavo Penal de Audiencias, y aunque ayer fue puesto en libertad, como el reo dice que no tiene familia, seguirá preso mientras no haya una persona que se comprometa a cuidarlo y garantizar que se presente a firmar la ficha de control de procesado.

“Cayó” el “Chino Negro”

La Policía remitió este lunes al juzgado Octavo Penal de Audiencias a Wilson José Orozco, alias “Chino Negro” o “Chino Marucha”, de 23 años, quien estaba prófugo desde la madrugada el 25 de diciembre, porque supuestamente participó en el asesinato de Juan Bautista Osorio, de 40 años, quien abandonó la fiesta navideña que tenía en su casa, en el barrio “Rubén Darío”, para auxiliar a su vecina, Ana María Oporta. La mujer acababa de recibir un machetazo en la cabeza que le propinó José Tomás Navarrete, alias “El Chato”, porque no le quiso vender guaro. Según la acusación que presentó la fiscal Zeyla Buitrago, Osorio, al ver herida a su vecina, se fue a traer su pistola a su casa, pero al regresar, “El Chato” le propinó un filazo en el brazo derecho, pero aún herido, la víctima le hizo un disparo y huyó, sin embargo, cayó al suelo, lo que fue aprovechado por su agresor, quien lo desarmó. Luego William Bernabé Osorio, “El Chato”, y el “Chino Negro” machetearon y apuñalaron a la víctima varias veces, lo que provocó su deceso por hemorragia derivada de laceración del pulmón derecho, arteria abdominal, vasos mesentéricos e intestino delgado. La autoridad judicial admitió la acusación contra el “Chino Negro”, quien junto a “El Chato” ahora está en prisión esperando juicio.