Róger Olivas
  •  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA

De una rama de un árbol de limón dulce se colgó Ramón Adolfo Rubio González, de 29 años, originario de la comarca San Benito # 2, cercana a esta ciudad, aparentemente motivado por la depresión que sufría.

El chinandegano se suicidó a las nueve de la noche del miércoles último, después de varios días de ingerir licor.

Su madre, Faustina González, dijo entre sollozos que trataba de comunicarse con su hijo, pero era difícil debido a su estado de embriaguez. “Anoche vino calmado, y tristemente tomó esa decisión que ha dejado un enorme vacío en mi corazón”, lamentó la adolorida progenitora, quien añadió que al igual que su esposo, siempre dio cariño a Ramón Adolfo.

Dijo que notó muy triste últimamente a su vástago, quien no dejó hijos y fue sepultado a las dos de la tarde del jueves, en el cementerio de Chinandega.