Silvia González
  •   JINOTEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

La Policía de Jinotega está preocupada por la ola de robos con intimidación que se está presentando en el departamento. Lo peor es que en uno de los hechos participaron dos menores de 15 y 17 años, declaró la vocera policial, subcomisionada Junieth Cano Valle.

Según el reporte, uno de los hechos se registró en el casco urbano de Jinotega, donde la afectada es Yaritza de Fátima Cruz Zeledón, de 30 años. La víctima iba acompañada de su hijo de tres años, y al salir de la sucursal del BAC fue interceptada por una desconocida, que se le acercó para preguntarle por una dirección que llevaba impresa en una hoja de papel y mientras la incauta la leía apareció un hombre, quien tomó al niño del brazo y amenazó a la madre con una navaja para que le entregara todo lo que llevaba en el bolso , de lo contrario mataría al pequeño.

La víctima respondió a los malhechores que no llevaba nada que darles, pero éstos le alegaron que la habían visto salir del banco, por lo que la afectada, aterrorizada, les hizo entrega de 3 mil córdobas. Los bandidos huyeron en una motocicleta.

En su casa

Otra denuncia la interpuso Carlos Hoyos Velásquez, a quien cuatro elementos, identificados como Miguel Antonio Castro, de 21 años, Reynaldo Chavarría Martínez, de 28, y dos menores de 15 y 17 años, armados con machetes se presentaron a su casa y bajo intimidación le robaron dinero en efectivo y varias prendas de vestir.

El hecho se registró en la comarca El Golfo, municipio de El Cua, cuando el afectado se encontraba en horas de la madrugada descansando junto a su familia.

Los cuatro delincuentes irrumpieron en la vivienda y bajo amenazas le sustrajeron ropa de cama, un radio, un par de botas, ropa de uso personal, un quintal de frijoles y 1,500 córdobas en efectivo.

De igual forma, en la comarca El Guapinol, municipio de Santa María de Pantasma, cuatro delincuentes armados despojaron de 35 mil córdobas al transportista y comerciante de granos, Ramón Rivera, de 35 años.

Los delincuentes, según la Policía, armados con fusil Ak y escopeta, se aparecieron sobre la vía y encañonaron a la víctima obligándola a que entregara todo el dinero que llevaba, más un revólver calibre 38, propiedad de Saúl García, hermano del afectado.

Pese a que durante el periodo de mayo y julio la Policía informó haber desarticulado a tres agrupaciones delictivas dedicadas al robo con intimidación, aún persisten otros grupos que no han sido identificados por la Policía, según la subcomisionada Cano, por lo que esperan en el transcurso de las investigaciones establecer la identificación de estos grupos que están realizando este tipo de delitos.

Se llevan 82 mil córdobas

La Policía del departamento de Jinotega investiga el asalto al conductor y dueño de un camión vendedor de abarrotes y granos básicos en la comarca Kitris, municipio de Wiwillí, departamento de Jinotega, ocurrido el 28 de julio a las ocho y media de la noche.

Los sospechosos, armados con fusil Ak y pistola, interceptaron a los ocupantes del vehículo y bajo intimidación los despojaron de 82 mil córdobas en efectivo, dinero que habían obtenido de la venta del día, propiedad de Denis Mairena , según informó la subcomisionada Junieth Cano. De acuerdo con la versión de las víctimas, el conductor del camión, Felipe Gutiérrez, de 35 años, tuvo que detener la marcha del automotor por temor a que los ladrones los mataran, ya que antes abrieron fuego e impactaron el vidrio frontal izquierdo del camión Ural, amarillo, placas JI-2678.

Seguidamente, al detenerse, uno de los atracadores que se cubría el rostro con la pañoleta rojinegra y portaba una pistola calibre 9 milímetros subió a la cabina del camión y obligó tanto al conductor como a su acompañante, Obed Chavarría, a bajarse y entregar el dinero.

Los delincuentes amarraron a los asaltados y a la vez les sustrajeron una mochila que contenía 2 mil córdobas en monedas. Antes de retirarse realizaron un disparo a una llanta del camión y huyeron.

Botín ridículo

Ese mismo día, también un camión propiedad de empresa Pepsi Cola fue asaltado cuando circulaba por la Hacienda San Ramón, en la comunidad La Esperanza, sector de Pueblo Nuevo, municipio de Jinotega. Todo sucedió a la 1 y 20 minutos de la tarde, cuando el camión Hino, placas M-057-000, conducido por Ulises Montes Rivera, de 34 años, y el ayudante Léster Antonio Rivera García, de 25, circulaban por el lugar y sobre la vía apareció un elemento armado con pistola makarov, encapuchado, quien los obligó a detener la marcha del camión y bajarse del mismo.

Posteriormente, según la denuncia interpuesta ante la Policía de Pueblo Nuevo, el delincuente conminó a abrir la caja fuerte del camión. Léster Antonio Rivera solo tuvo tiempo de sacar 100 córdobas, ya que en ese momento circulaba otro vehículo por el lugar, y al final el delincuente sólo pudo llevarse 300 córdobas.

La Policía se encuentra investigando estos hechos y para ello ha preparado a un grupo operativo para dar con el paradero de los ladrones.