•  |
  •  |
  • END

Tres albañiles “bravos al machete”
Tres albañiles acusados de “repellar” a machetazos a un estudiante la noche del 18 de diciembre del año pasado, en una calle del barrio San Rafael, en Tipitapa, seguirán haciendo “mezcla” en la cárcel, al menos hasta el próximo lunes tres de agosto, cuando se reanude el juicio donde un tribunal de jurados decidirá la suerte de Rubén Alfonso Artola, de 29 años; Luis Alberto Sevilla Espinoza, de 23, y Bayardo José Mena, de 24, apodado “Rosquilla”. Todos ellos fueron acusados por Omar Enrique Vargas García, de 20 años, quien salía de su centro escolar cuando los albañiles le propinaron machetazos hasta dejarlo inconsciente sobre un charco de sangre. Como consecuencia de la salvaje agresión, Vargas perdió un dedo de la mano derecha y estuvo hospitalizado varios meses en un centro asistencial de la capital.

Policía no culpable
En el Juzgado Octavo Penal de Juicios de la capital fue declarado no culpable el ex policía Onel José Blandón, quien fue acusado por el homicidio de José Candelario Lazo Sevilla, de 33 años, hecho acaecido en las Américas Cuatro. El abogado Leonardo Ruiz explicó que logró probar que su cliente actuó en defensa propia, porque la víctima estaba armada de un cuchillo y un desarmador al momento de los hechos. El Ministerio Público adelantó que apelará porque considera que no hubo defensa propia, porque para neutralizar a quien en ese momento era un sospechoso, no hacían falta varios balazos de Ak, sino uno solo. Los hechos se suscitaron después de que la madre de Lazo, Enriqueta Sevilla, llamó a la Policía porque éste estaba haciendo escándalo en su casa, como solía suceder cada vez que tomaba licor.

Reprograman juicio contra parricida
Porque el Instituto de Medicina Legal aún no ha valorado al reo Omar Alberto Prado, el juez Octavo Penal de Juicios de Managua, Tomás Eduardo Cortés, reprogramó por segunda vez el juicio oral y público que el supuesto parricida tiene pendiente por la muerte de su hijo, Jacob de Jesús Prado. La tesis del abogado defensor, Pablo Leiva, es que el acusado no está cuerdo, pero en el expediente judicial del caso aún no rola documento alguno que lo confirme. Jacob Prado murió a consecuencia de un disparo en la cabeza y asfixia mecánica, el día que su madre, Mariela Martínez, decidió mandarlo donde su padre, dado que el menor insistía en visitarlo.

Benévola multa para lavadores de dinero
Será el Tribunal de Apelaciones de Managua el que decidirá la suerte de Felipe Augusto Vega, Cristian Miguel Merlo y Carlos Andrés Ruiz, porque aunque admitieron haber cometido el delito de lavado de dinero y la juez los sentenció a la pena mínima de cinco años de prisión, más una multa benévola, apelaron.

La multa fue benévola porque aunque la Ley 285 dice que a los que han incurrido en ese tipo de delito se les debe imponer una multa correspondiente a tres veces la cifra del dinero lavado, la juez les impuso una multa de 118 mil 940 dólares, que es la misma cantidad de dinero que cargaban el día que los detuvieron.

No obstante, el abogado Francisco Javier Mairena Larios apeló la sentencia, por lo que el expediente del caso fue enviado al Tribunal de Apelaciones.

Los tres sentenciados que estarán presos hasta el 22 de mayo de 2014 fueron detenidos el 20 de mayo de este año cerca del bar El Madroño, ubicado en Las Américas Cuatro, cargando dentro del vehículo en el que circulaban un bolso con 118 mil 940 dólares producto del narcotráfico.

En la sentencia recurrida, la juez ordenó el decomiso del carro Hyundai en el que andaban los acusados, tres celulares, joyas y el dinero que fue depositado en una cuenta de la Corte Suprema de Justicia a la espera de que el fallo quede firme.