•  |
  •  |
  • END

“Yo sólo espero la justicia de Dios, quien mató a mi hijo va a darle cuentas al Creador… no pido justicia, no pido nada, porque entre ellos se cubren”; dijo entre sollozos doña Adilia Ayerdis, abuela y madre de crianza de Raúl de Jesús Tijerino Ayerdis, de 21 años, quien falleció a consecuencia de un impacto de bala la madrugada de este domingo, supuestamente víctima de un agente policial.

Doña Adilia comentó a EL NUEVO DIARIO que varios sujetos, miembros de una pandilla denominada “Liberada”, llegaron hasta su casa, ubicada en la Zona Dos del municipio de Ciudad Sandino, de la Iglesia evangélica Betania, una cuadra al sur, y “atacaron la casa a pedradas”.


“Mis hijos salieron a ver qué pasaba, porque tengo una hija que padece del corazón y estaba nerviosa, y de repente se escucharon detonaciones, y los policías, en vez de seguir a los pandilleros, siguieron a los chavalos y les dispararon… sólo me informaron que fue un impacto de AK por la espalda, le entró en la nuca y le salió por la boca”, relató doña Adilia, sobre la muerte de su nieto. .


Por su parte, Denis Ayerdis, primo del fallecido, confirmó que de la muerte de su familiar un policía es el responsable. “Ellos saben quién fue, le dispararon por la espalda y cayó boca abajo, se llevaron los casquillos, porque fueron cinco detonaciones. Dicen que al llegar al lugar ya estaba muerto, pero no es cierto, yo vi cuando disparó un policía”, agregó.

Entre los sujetos que llegaron a apedrear la casa de la víctima, están los identificados por familiares de Raúl como “Kami”, “Gato”, Lenín y Yamil.

“Fue pleito de pandillas”

Por su parte, el subcomisionado Carlos Espinoza, jefe de Auxilio Judicial del Distrito Uno de Policía, manifestó que el incidente que dejó como resultado a Raúl Tijerino fallecido, y a otro joven no identificado herido, se produjo por un pleito entre pandillas.

“A las tres de la madrugada llamaron a la Policía diciendo que había un pleito de pandillas entre “Los Junior” y otra que no tengo el detalle en la Zona Dos. Hubo disparos, llegó a verificar la Policía, y resultaron agredidos con piedras y con disparos de armas artesanales. Una hora después volvieron a llamar que había un muerto, y estamos investigando”, declaró el subcomisionado Espinoza.

Asimismo, afirmó que se desconoce quién fue el que disparó contra la víctima fatal. En cuanto a las declaraciones de los familiares del fallecido se investigan los hechos. Los agentes realizaron la reconstrucción y colaboraron con las investigaciones agentes de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional.

“Siempre que se involucra a un agente policial en un hecho --sea cierto o falso--, hay que investigar y descartar o confirmar las sospechas”, dijo una fuente.

Cabe señalar que los agentes de Policía trasladaron un AK al laboratorio para realizarle las pruebas correspondientes y saber si quien la portaba tiene o no algo que ver en la muerte del joven.