•  |
  •  |
  • END

POTOSI, RIVAS

Dos hermanos pertenecientes a una familia conocida como “Los Campanas”, golpearon brutalmente la noche del domingo a un joven, al punto de provocarle la muerte a consecuencia de politraumatismo contuso, trauma cerrado de tórax y abdomen, más hemotórax, según el dictamen del médico forense, en el que se identifica a la víctima como Noel Enrique López Morales, de 29 años.

El trágico suceso, tipificado por la Policía de Rivas como homicidio, ocurrió en el asentamiento Ezequiel, localizado al sureste del Ingenio “Benjamín Zeledón”, conocido hoy como Casur.

De acuerdo con María del Socorro López, su hermano trabajaba en la zona franca de Rivas y el domingo decidió tomarse uno tragos en un bar clandestino ubicado en el mismo asentamiento, frente al antiguo CDI del ingenio.

Agregó que en dicho local se escenificó una trifulca y que una vez que se calmaron los ánimos, su hermano se retiró del local y se dirigió a su casa, pero afuera lo esperaban los hermanos Harley y José Hernández González. El primero también se identifica como Harley Noguera Calderón.

Los Hernández González aprovecharon la oscuridad de la zona y golpearon a su víctima con los puños y los pies.

Según María del Socorro, una vez que su hermano quedó indefenso en el suelo, “Los Campanas” brincaban sobre su cuerpo y en ocasiones se lanzaban sobre él desde el muro que bordea el CDI.

El hecho ocurrió a las nueve y media de la noche y según María del Socorro, su hermano deja en la orfandad a un niño de siete años y a otro de cuatro, mientras que su cónyuge carga en su vientre otro bebé.

El joven logró sobrevivir a la brutal golpiza poco menos de dos horas, ya que cuando era trasladado al hospital de Rivas falleció en el trayecto. El dictamen del médico forense detalla que su deceso fue después de las once de la noche. Sus restos serán sepultados a las nueve de la mañana de este martes, en el cementerio del municipio de Potosí.

Por su parte, la Policía rivense dio a conocer que ayer lunes lograron capturar al suroeste del barrio La Puebla, de la ciudad de Rivas, a Harley. Éste aparentemente trataba de huir con dirección a Costa Rica, pero aun se desconoce el paradero de José.

Cabe señalar que en dicho asentamiento los pobladores se quejan constantemente de la conducta de “Los Campanas”, y piden a la gerencia del ingenio que desaparezca el destartalado edificio del antiguo CDI, ya que es una guarida de antisociales y a la vez solicitan que se cierre el bar clandestino.