•  |
  •  |
  • END

“Estoy arrepentido, la c…, maté a una muchacha”, fue lo que dijo Edgard Baltodano Martínez, de 30 años, alias “Tierra”, quien está pidiendo perdón por el horrendo crimen que cometió contra una joven estudiante en la laguna de Xiloá, pero probablemente ni su mascota, la que inicialmente fue llevada junto a él a la Policía, lo perdona.

El sospechoso será acusado hoy en los tribunales por la presunta coautoría de los delitos de asesinato, violación agravada y homicidio frustrado en perjuicio de Mayling Martínez Mendoza, quien el próximo 23 de agosto cumpliría 16 años, y Carlos Iván Ordóñez, quien fue cruelmente macheteado.

Ordóñez sobrevivió porque engañó a los criminales diciéndoles que no sabía nadar, por lo que éstos decidieron lanzarlo al agua atado de los pies, después de propinarle cuatro machetazos.

Por los mismos delitos que le achacan a “Tierra” es buscado Ariel de Jesús Vallejos Martínez, de 25 años, apodado “El Zanate”, quien tiene antecedente por robos, participó en la violación de la estudiante y le propinó algunos filazos a Carlos Iván Ordóñez.

Viajaron con sus asesinos

El comisionado mayor César Díaz Baltodano, jefe de la Policía en Ciudad Sandino, confirmó que los dos implicados en el crimen que ha conmocionado a los habitantes de Ciudad Sandino, viajaban en el taxi rojo que abordaron los dos jóvenes la mañana del lunes.

Después de que la pareja se bajó del taxi en “La Piedra del Yankee”, los dos criminales hicieron lo mismo como a 200 metros, en la entrada al Centro Recreativo Xiloá, luego “Tierra” y “El Zanate” --quienes iban acompañados de un perrito, que de manera insólita fue ocupado por la Policía en los actos de investigación-- caminaron casi un kilómetro por veredas hasta llegar al sitio donde los novios se bañaban.

Para hacer que los jóvenes salieran del agua, los asesinaos les dijeron que se estaban bañando en un lugar “muy peligroso” y podría morir ahogados, por lo que la pareja salió a las laderas de la laguna donde comenzó la agresión.

Exigen justicia

Las pesquisas de la Policía revelan que la joven primero fue mancillada y luego recibió un solo machetazo en el cuello que la degolló.

Las autoridades policiales, igualmente, aseguraron que el militar retenido en calidad de sospechoso luego del crimen no tiene nada que ver con el atroz asesinato.

El comisionado César Díaz señaló que la confusión se creó porque Ariel Vallejos Martínez, quien todavía no ha sido capturado, ese día vestía pantalón verde olivo y cargaba una mochila militar.

A pesar del esclarecimiento del crimen y de la captura de uno de los autores, ayer los compañeros de clases de Mayling Martínez Mendoza, volvieron a manifestarse frente a la delegación de la Policía en Ciudad Sandino, exigiendo castigo para los criminales.