Moisés Centeno
  •   LAS MINAS, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • END

La inseguridad ciudadana está tocando los espacios del poder local en la zona de Las Minas, en el Caribe Norte de nuestro país. Juan Francisco Hernández Pérez, de 30 años, quien desempeñaba un cargo de auxiliar o “alcaldito” de la alcaldía de Siuna en el poblado de San José Lupus, en Santa Rita, fue acribillado de unos ocho perdigones de escopeta.

El occiso, la tarde del lunes último, se encontraba conversando con su esposa e hijos, niñas y niños menores, en el corredor de su casa, cuando un sujeto dentro del mismo inmueble le disparó por la espalda, impactándole alrededor de ocho perdigones, los cuales inmediatamente le causaron la muerte.

Henglus López Suárez, de 18 años, es el señalado como autor de este asesinato, y para consumar el crimen aprovechó que se encontraba abierta una puerta trasera de la vivienda, penetró hasta la sala, desde donde avistó a la víctima, y sin importarle la presencia de la familia realizó el disparo mortal, revela la Policía Nacional de Siuna.

Creencia en “hechizo”

López fue capturado al día siguiente por una patrulla de la Policía Nacional, y confesó tácitamente ser el autor de ese crimen, al alegar que lo hizo porque a su abuela materna el ahora finado supuestamente la había “hechizado”, para que regularmente vomitara alacranes y culebras, según una fuente vinculada a la investigación policial.

Pero esas declaraciones sobre el motivo que impulsó al presunto criminal a matar al representante de la alcaldía en su comunidad no son creíbles para la Policía Nacional, por lo que los agentes profundizan en sus investigaciones, sospechando que el móvil pueda ser otro, del cual prefirieron no adelantar.