Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

En el costado oeste del campo de béisbol del Instituto “Maestro Gabriel”, en Managua, una estudiante universitaria fue mancillada oral y vaginalmente por dos “amigos”, con quienes horas antes había bebido licor.

El suceso ocurrió la madrugada del 30 de julio, y los acusados por la presunta violación agravada son los estudiantes de apellido Sevilla Vado y López Villalta, ambos de 24 años, quienes están en prisión por disposición de la juez suplente Quinto Penal de Audiencias de Managua, Ericka de la Asunción García.

Durante la audiencia preliminar del juicio, la fiscal Roberta Bone pidió a la juez que se incluyera entre los elementos de convicción el acta de reconocimiento de los acusados, que hizo a las diez y media de la mañana del mismo 30 de julio, ante la Policía, y los recibos de ocupación de los dos exudados que le tomaron de la vagina y la boca a la muchacha, para corroborar el doble abuso.

También la Fiscalía pidió que se incluyera en el libelo acusatorio los recibos de ocupación del calzón, las pantimedias oscuras y el short que andaba la víctima el día del hecho, y de los boxers que las autoridades les ocuparon a los sospechosos.

Para el abogado de López, Mauricio Aráuz, la acusación no debió haber sido admitida, porque durante su comparecencia en la audiencia señaló que los reos fueron presentados ante la juez fuera del término de ley, porque éste se venció en la madrugada del primero de agosto, además, señaló que todo lo que dice la acusación tiene que ser debatido en juicio. La juez García no dio lugar al alegato de detención ilegal, porque si bien es cierto los reos fueron llevados ante su autoridad fuera del plazo de ley, el abogado debió haber promovido un recurso de exhibición personal ante el Tribunal de Apelaciones de Managua, antes de que los sospechosos pasaran a la orden de la judicial.