Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Enjugándose las lágrimas estaba una mujer en el Juzgado Cuarto Penal de Audiencias de Managua, cuando la juez Martha Martínez hizo una síntesis de la forma en que aparentemente fueron violadas y abusadas dos niñas (de 11 y 12 años) que salieron de sus casas para supuestamente acudir a una “pijamada”.

Martínez admitió la acusación y las pruebas que la fiscal Sugey Fúnez presentó en contra de Javier Alejandro Zeledón Castillo, de 27 años, por la presunta coautoría de violación y abusos sexuales, y le decretó la prisión porque supuestamente antes de ser capturado, amenazó a los padres de las víctimas y a ellas también.

Por los mismos delitos también están acusados Juan Carlos Palacios Rocha y Juan Francisco Sánchez Lara, ambos de 19 años y de oficios decorador y ayudante de construcción, pero sólo Zeledón y Palacios están en prisión a la espera del juicio oral programado para el tres de septiembre.

¿Para qué usa una niña un celular?

La acusación que presentó la fiscal Fúnez revela que los hechos ocurrieron el 15 de julio, a las diez de la noche, en Villa El Carmen, cuando la niña de 12 años recibió una llamada de Palacios Rocha, invitándola a ella y a su hermana de 11 a ir a dar una vuelta por el pueblo.

Las niñas accedieron y, aparentemente, dijeron que iban a ir a dormir en la casa de una amiga en Santa Rita, donde habría una reunión o “pijamada”. Luego, las dos menores se encontraron con Palacios y dos hombres más, quienes estaban a bordo de una camioneta Mazda gris, conducida por Zeledón.

Las dos jovencitas fueron trasladadas a una gasolinera que está en el kilómetro 8 y medio de la Carretera Sur, donde los acusados supuestamente les proveyeron bebidas “espirituosas” que las hicieron sentirse mareadas; y a las 11 y media de la noche estaban entrando a un autohotel del kilómetro 10 y medio de la Carretera Vieja a León.

El escrito acusatorio señala que Zeledón pidió dos habitaciones (11 y 12). En la primera, aparentemente, entró Palacios con la menor de 11 años, y en la segunda el tercer acusado con la de 12 años.

Supuestamente Palacios amenazó a la de 11 años diciéndole que cuidado iba a decir que había viajado a Managua, “porque te vas a arrepentir toda la vida”, y luego la violó, pero usando un preservativo. La acusación señala que la otra no fue objeto de violación, pero sí de tocamientos, y cuando las dos menores se sentaron juntas en el asiento del copiloto, presuntamente Zeledón también les rozó con una mano los senos y piernas.