Francisco Mendoza S.
  •  |
  •  |
  • END

MATAGALPA

Máxima Obregón, de 72 años, murió cuando un automóvil Kia irrumpió sorpresivamente en su vivienda y la arrolló, mientras ella cargaba en brazos a una niña que también resultó lesionada.

Datos preliminares conocidos por la Policía apuntan a que el accidente se produjo cuando el ciudadano Léster Gámez dejó estacionado el vehículo Kia, gris, placas LE 14280, del Colegio San Francisco de Asís una cuadra al sur, en una pendiente, sin embargo olvidó activar el freno de emergencia y la palanca de cambios, por lo que el vehículo empezó a rodar sin control, tomó rumbo calle abajo y se detuvo hasta que impactó en la vivienda de la familia Orozco Obregón.

El automotor penetró por el corredor de la vivienda, donde se encontraba doña Máxima Obregón, quien tenía en sus brazos a la niña de iniciales C.M.O., quien junto a su abuelita resultó gravemente lesionada, por lo que fueron trasladadas de emergencia al Hospital “César Amador Molina”, donde doña Máxima falleció.

La víctima era la madre del pelotero de softball Carlos Orozco Obregón y del árbitro Silvio Juárez Obregón, quienes al momento de la tragedia no se encontraban en la vivienda, por lo que la familia softbolística también está de duelo.

Por su parte la Policía de Seguridad de Tránsito detuvo al conductor del Kia, para que responda por el accidente, debido a que no tomó las precauciones respectivas, a pesar de que estacionó el vehículo en una pendiente.