Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Sólo cinco horas logró sobrevivir al grave trauma craneal que sufrió Miguel Ángel Rodríguez Pérez, de 34 años, quien abordo de una motocicleta chocó contra un árbol de acacia, en la comarca Esquipulas, jurisdicción de Managua, la tarde del lunes.

Idalia Pérez, hermana de la víctima, explicó que la motocicleta con la que su consanguíneo sufrió el fatal accidente se la prestó un amigo, a quien no identificó.

Los familiares de Rodríguez también revelaron que éste no tenía licencia para conducir, lo que hace presumir que la causa del accidente fue la falta de pericia por parte del obrero de la construcción, que apenas andaba aprendiendo a manejar.

Miguel Ángel Rodríguez fue llevado con vida al Hospital “Roberto Calderón”, de donde fue trasladado al “Lenín Fonseca”, pero allí se rindió ante la muerte a las 8 y 40 minutos de la noche, confirmó la hermana de la víctima.

El violento e inesperado deceso de Rodríguez también dejó un vacío en la familia beisbolística de Esquipulas, porque el inexperto motociclista era entrenador de dos equipos infantiles en esa comarca.

Hasta la mañana del martes, en los registros de las autoridades de Tránsito de la Quinta Sección de Policía, no aparecía reflejado el fatal accidente, porque en el informe correspondiente al lunes, sólo reportaron cinco percances automovilísticos en los que sólo hubo daños materiales.

Miguel Ángel Rodríguez se convierte en el tercer motociclista que fallece en las calles de Managua o en poblaciones cercanas a la capital, entre la madrugada del 15 de agosto y la noche del lunes 24 del mismo mes.