Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Luis Enrique Castaño Guzmán, de 26 años, quien ayer quedó en prisión por el asesinato de su vecina, Lilliam Lorena Videa, de 37 años, por medio de su abogado le pidió al juez suplente Octavo Penal de Audiencias, José Galeano, que pongan cartas en el asunto porque supuestamente la Policía no le está dando los alimentos que su familia le ha estado llevando desde que cayó preso el fin de semana.

El judicial admitió la causa que Fiscalía promovió en su contra por el crimen, le decretó la prisión y programó la audiencia inicial del juicio para el tres de septiembre a las diez de la mañana. Según la acusación, el 24 de julio la víctima estaba en las afueras de su casa, en el barrio El Recreo, cuando el acusado apareció a bordo de un carro negro sin placas, sacó la mano derecha con un arma por la ventanilla y sin mediar palabra alguna disparó cinco veces contra la humanidad de la víctima.

El primer balazo fue en la cabeza, el segundo en el costado derecho del tórax, el tercero en el abdomen, y dos más a la altura de la pelvis, proyectiles que destruyeron el cerebro, hígado y pulmones. Supuestamente el móvil del crimen es una venganza porque la víctima había denunciado a su victimario tiempo atrás, por tráfico de drogas, lo que lo llevó a la cárcel por cinco años.