•  |
  •  |
  • END

Doble juicio es el que enfrentará Carlos Antonio Gómez Ríos, también conocido como Juan Antonio Gómez García o Juan Antonio López Martínez, alias “Juan Maca”, porque tiene pendiente dos acusaciones por el atraco a Fama-Linda Vista y por el asalto que sufrieron la dueña de Repuestos Burgos y su hija.

Los jueces Octavo y Séptimo Penal de Audiencias de Managua, José Galeano Bravo y Abelardo Alvir, respectivamente, le decretaron al acusado la prisión preventiva.

Por el atraco a la financiera, el sospechoso enfrentará juicio el 30 de septiembre y por el asalto a Mercedes Rizo y su hija, Carol Denise Burgos, aún tiene pendiente la audiencia inicial, programada para el siete de septiembre.

La fiscal Sugey Fúnez detalló que el asalto a Fama-Linda Vista ocurrió el 29 de diciembre de 2008, a las nueve y media de la mañana, cuando Manuel Rugama supuestamente se presentó a la financiera para cambiar en sencillo un billete de 100 córdobas, pero luego volvió con dos sujetos más, entre ellos Gómez Ríos. Luego amenazaron con armas a los guardas de seguridad y los neutralizaron para cargar con 156 mil 59 córdobas y 3,338 dólares.

Gómez Ríos presuntamente hasta amenazó a las empleadas Maritza Torres y Rosa María Ortega preguntándoles dónde estaba el dinero de la bóveda, pero como no obtuvo respuesta, se llevó una computadora portátil valorada en 800 dólares, después se dio a la fuga con el resto de implicados, que sí fueron capturados, pero salieron libres por clausura de juicio por falta de testigos.

Pero ocho meses después de este robo, Gómez Ríos fue capturado por la Policía tratando de huir tras asaltar a la dueña de Repuestos Burgos y a su hija, a quienes el acusado y tres motorizados más despojaron de 88 mil córdobas, 748 dólares, y joyas, aunque una parte del botín fue recuperada.

El defensor público Harold Leal señaló que su cliente nunca fue notificado de la causa que tenía pendiente en el Juzgado Octavo de Audiencias, y denunció al juez que su cliente le “ha mencionado que ha sido lesionado por la autoridad policial”.