Moisés Centeno
  •   LAS MINAS, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • END

Con destino a una escuela, a impartir clases, se dirigía Emilio Díaz Flores, de 23 años, cuando fue interceptado y luego asesinado de un disparo de escopeta que le impactó en la cara, en el camino hacia la comunidad Ocote Central, 45 kilómetros al este de Siuna, Región Autónoma del Atlántico Norte.

La víctima iba con sus materiales didácticos y con un celular que cargaba en una mochila, la cual quedó con el cadáver, por lo que la posibilidad de que el móvil sea el robo la desestima la Policía Nacional de la zona, presumiendo más bien que se trata de un crimen planificado.

Esa hipótesis policial la están confirmando en el lugar, al conocerse que el occiso, cuyo rostro fue desfigurado por los numerosos perdigones de escopeta, había sido amenazado de muerte por Bismarck Centeno Sáenz, de unos 28 años, una semana antes.

La investigación indica que Bismarck Centeno, al encontrarse con el maestro, le apuntó con una escopeta, para increparle y retarle, porque le imputaban el robo de un semoviente, en perjuicio de la familia del hoy finado.

Las sospechas de la Policía sobre el mencionado sujeto aumentan, ya que tras el crimen, el tipo huyó junto a un hermano, de nombre Raúl Centeno Sáenz, del que también se presume su participación en la autoría de ese asesinato.

Del paradero de ambos hermanos, en la comunidad, nadie, ni sus familiares, da cuenta.

Un equipo de investigadores realiza su trabajo en el lugar, y se esperan que resuelvan el caso.