Silvia González
  •  |
  •  |
  • END

JINOTEGA
Como salido de una película de horror, Alberto Tinoco Hernández, de 28 años, fue decapitado y literalmente hecho pedazos por su atacante, el cual hasta el momento no está identificado, según el reporte policial.

A Tinoco le gustaba salir a echarse unos traguitos, pero hace unos días llegó la tragedia a su familia, cuando se le encontró muerto. Su cuerpo tenía nueve machetazos en diferentes partes del cuerpo, incluso uno le desprendió la cabeza. Posteriormente su cabeza fue encontrada a orillas de un callejón.

El brutal crimen tuvo lugar en la comarca Aguas Zarca Arriba, en el municipio de San José de Bocay y el cuerpo fue encontrado el pasado 27 de agosto del corriente año, cerca de la casa donde vivía el occiso, quien, según su madre Laura Hernández Cruz, él se dedicaba a la agricultura.

En las investigaciones, la Policía determinó que el último momento que su familia vio con vida a Tinoco, fue el 26 de agosto, cuando salió de su casa a eso de las siete de la noche, según se supo, con la idea de calentarse el pecho con licor y “relajarse” un rato. Al siguiente día su cuerpo fue encontrado sobre un callejón.

Las investigaciones aún no revelan la motivación de este sanguinario asesinato, ni hay testigos del atroz suceso que tiene conmocionada a la comunidad.