Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Homicida imprudente a juicio oral
Veinticuatro días tendrá que esperar el taxista José Francisco Saravia para saber si es o no culpable por el homicidio imprudente del policía Freddy Antonio Rodríguez, quien perdió la vida en un accidente de tránsito ocurrido en las cercanías de Enabás Central, en Carretera Norte. El acusado también deberá responder por las lesiones imprudentes que sufrió Xinalthayana Hernández, quien viajaba en la moto con el policía. La juez Primero Local Penal de la capital, Julia Mayorga, programó el juicio para el 25 de septiembre, le reconfirmó las medidas cautelares al imputado, admitió las pruebas que la fiscal María Milagros Cuadra presentó para probar que el cadete de taxi fue el responsable de la tragedia, y le dio intervención como víctima a la viuda del uniformado, Reyna Isabel Rocha. A solicitud del abogado Lesther Matus, la juez Julia Mayorga le pidió al Instituto de Medicina Legal que amplíe el dictamen postmortem para conocer la causa de la muerte, dado que el documento sólo dice que el policía murió por lesiones multiorgánicas, además pidió a los peritos de la Policía que determinen a qué velocidad viajaba la moto al momento de la tragedia, resultados que serán determinantes a la hora del juicio oral.

Estudiante de medicina llora ante el juez
“A moco tendido” lloró en los tribunales un estudiante de medicina de apellido Bonilla, quien quedó en prisión esperando juicio por la supuesta coautoría de un homicidio que ocurrió cuatro años atrás. La víctima, Pablo Augusto Pérez, supuestamente estaba en completo estado de ebriedad tirado en una de las calles del anexo a Villa Venezuela, el primero de enero de 2005, cuando el acusado y junto a un segundo individuo que está prófugo, lo atacó a puntapiés y puñetazos, pero luego le clavaron una verruguilla en el estómago, después lo cargaron hasta cerca de su casa, donde lo dejaron botado y huyeron.

Retirará denuncia contra judicial
Norwin Vargas Carvajal tendrá que retirar la denuncia que interpuso contra una juez de juicios de Managua, porque se dio cuenta de que si su hermano Norberto Vargas ha estado detenido más tiempo del que mandata la ley (tres meses), es porque su abogado, Gustavo García, solicitó cinco reprogramaciones de juicio, las cuales fueron presentadas minutos antes de que empezara la vista, por lo que el tiempo se atribuye a la defensa, confirmó la nueva abogada del procesado, quien pidió que no se le mencione hasta que le den intervención en el proceso. Norwin Carvajal recurrió de amparo por la supuesta detención ilegal de su hermano, quien está legalmente detenido por robo agravado y lesiones.

Prefirió ir a la cárcel en vez de tomar una escoba
Luis Alberto Arana, quien fue sentenciado en el Juzgado Local de Tipitapa a 22 días de trabajo comunitario por haber lesionado levemente a Yelba Arana, no quiso ir a limpiar el Complejo Judicial de Tipitapa, por lo que nuevamente fue mandado a detener el 14 de agosto, por lo que al 21 de este mismo mes ya había acumulado ocho días de efectiva prisión, los que sumados a los 14 que estuvo preso antes de ser puesto en libertad para que barriera los juzgados, hacen un total de 22 días de prisión. Después del conteo respectivo, la juez Cuarto de Ejecución de Sentencia y vigilancia penitenciaria de Managua, Carolina Ortega, decidió dar por extinguida la pena que se le impuso a Arana, a quien le restituyó sus derechos civiles y políticos por extinción de la responsabilidad penal por cumplimiento de pena.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus