•  |
  •  |
  • END

Instantánea fue la muerte de Francisco Javier Urbina Orozco, de 38 años, quien cayó de cabeza en el fondo de un hoyo de casi cinco metros de profundidad, en el barrio Hialeah, la tarde del martes.

La fatal caída se produjo cuando Urbina aparentemente se levantó desorientado, luego de quedarse dormido a la orilla de la letrina en construcción.

Al momento de la tragedia, el hombre que ocasionalmente trabajaba como obrero de la construcción, estaba ebrio, confirmó Petronila Orozco, hermana de la víctima.

La tragedia produjo una división de opiniones entre los hermanos de Urbina, porque mientras algunos estaban seguros de que lo sucedido fue un accidente, otros sospechaban que alguien aventó al hombre al fondo del hoyo, al estar bromeando.

Agentes de la Estación Tres de Policía indicaron que por la forma en que fue encontrado el cuerpo, todo hace indicar que Francisco Javier Urbina cayó de manera accidental.

Inicialmente, los familiares de Urbina habían decidido que su cuerpo no fuera llevado al Instituto de Medicina Legal, pero uno de sus hermanos insistió en que le fuera practicada la autopsia correspondiente.