•  |
  •  |
  • END

Agentes de la Policía Nacional capturaron el martes a tres integrantes de la banda que en mayo pasado asaltó Petronic, llevándose consigo un botín de más de un millón de córdobas, delito por el que serán llevados a audiencia hoy.

A los sujetos se les apresó en el sector norte del Cementerio Occidental y responden a los nombres de Mario José Guzmán, de 32 años, alias “Mario Flaco o Místico”, supuesto cabecilla y autor intelectual no sólo del asalto a Petronic, sino también del atraco al BDF-Jinotepe, el secuestro del estudiante universitario Walter Leonel Mendoza Roa y otros delitos perpetrados por sujetos vestidos como agentes policiales.

El otro detenido es Juan Pablo Hurtado Guzmán, de 34 años, alias “Papero”, también enlazado a los secuestros “express”, y Fernando José Prado Cruz, de 26 años, alias “Gordo Fernando”.

Al momento de la detención los tres sujetos iban a bordo de una camioneta Isuzu, blanca, placas de Estelí, ES 08038.

Remanente de asalto

El comisionado Marvin Ordóñez, Segundo Jefe de Auxilio Judicial, informó que los capturados “son remanentes” del caso Petronic.

Ordóñez explicó que el pasado 28 de agosto a las 10:00 de la mañana, un bus multicolor, marca Ford, placa, M 093020, de dos puertas, con el emblema Rey de Reyes, salió del barrio Jorge Dimitrov con doce personas, rumbo a Guatemala, y cuando el conductor Róger Antonio Rivera y su ayudante, Roberto Domingo Mendieta Castillo, pasaban por la entrada del barrio La Arenera, en el kilómetro nueve y medio, Carretera Nueva a León, varias personas que se movilizaban en dos camionetas, una Isuzu blanca y la otra ploma, Toyota, estilo Station Wagon, los interceptaron.

De la última camioneta descendieron entre ocho y doce sujetos encapuchados, dos vestidos de policías, quienes bajaron del bus a las personas diciéndoles que se trataba de un operativo antidrogas. A los pasajeros se les obligó a abordar otro bus color amarillo, Internacional, placa de León, LE 412, propiedad de Hugo Antonio López, quien lo conducía en compañía de su ayudante, Uriel Francisco Collado Pérez.

“Una vez que montaron a todas las personas con sus equipajes, el bus amarillo fue conducido por Collado hacia el sector de las Piedrecitas, donde los bajaron de manera obligatoria”, relató.

Tumbadores de droga

A collado se le obligó manejar el bus hasta el kilómetro 18 y medio, carretera vieja a León, donde introdujeron la unidad a un lugar despoblado conocido como Los Andes, ahí los sujetos comenzaron a buscar aparentemente dinero o droga que presuntamente era transportada a Guatemala.

Un día después del robo, se capturó infraganti a Miguel Ángel López García y Juan Carlos Leytón Contreras, quienes estaban desmantelando parte del motor del bus “presuntamente mandados por Hugo Antonio López”.

Ordóñez mencionó que los capturados operan principalmente en la salida de la Carretera Norte, vieja y nueva a León, con armas de fuego cortas y largas. También se dedican a “tumbar droga”, porque interceptaron el bus porque creían que llevaba droga.

“Esto nos indica el grado de peligrosidad que ellos representan”, enfatizó.

Se armaron en El Oriental

El jefe Policial indicó que las armas que andaban las consiguieron ilegalmente en el sector del Mercado Oriental y los uniformes los confeccionaron ellos mismos. “Hasta donde vamos, no hemos logrado detectar o determinar que haya vínculo directo entre compañeros de la Policía y esta banda”, aseveró.

“Se ha determinado que operan más acá en la capital de Nicaragua y no le hemos encontrado ningún vínculo con el hecho que ocurrió en Guatemala”, apuntó el jefe policial al descartar que haya vínculo entre esta banda y los nicaragüenses asesinados en Guatemala.

De acuerdo con las investigaciones de la Policía, a estos sujetos se les vincula al asalto de Ramiro Ernesto Sandino, a quien despojaron de una camioneta Toyota Hilux, doble cabina, en el sector del kilómetro 40 de la Carretera Nueva a León.

A estos sujetos también se les liga al asalto a Tropigás en marzo pasado, de donde se llevaron un millón 200 mil córdobas y un revólver 9 milímetros.

Estos elementos en casi todos los asaltos ingresaron vestidos con uniformes de agentes de la Policía: camisa celeste, pantalón azul y chalecos, también usaron vestimentas parecidas a los uniformes de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía, DOEP.