Moisés Centeno
  •   LAS MINAS, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • END

Una patrulla de la Policía Nacional mató a balazos a dos de tres presuntos asaltantes, entre ellos el jefe de la banda, cuando éstos dispararon contra los agentes intentando huir.

La banda fue sorprendida dentro de una casa la mañana del viernes, en el lugar llamado El Cortés, comunidad de Rosa Grande, en el municipio de Siuna, Región Autónoma del Atlántico Norte.

Los occisos respondían a los nombres de Guadalupe Loaisiga Jarquín, de 21 años, conocido como “Lupe”, y José Alexander Díaz Martínez, de 33, alias “El Negro”, este último era el jefe de la banda conocida como “Los Amador – Jarquín”, la cual ahora quedó conformada sólo por tres elementos, según los órganos de inteligencia de la institución policial.

Un Amador detenido

El tercer sospechoso, llamado Luis Enrique Amador Jarquín, se salvó de los disparos al ocultarse detrás de unos árboles, para luego ser detenido.

Se supone que los dos presuntos asaltantes que murieron se encontraban en la casa de la progenitora de José Alexander, quien también estaba con su cónyuge custodiado por sus compinches, cuando fueron sorprendidos por una patrulla de cuatro policías que les rodeó.

Los policías les gritaron a los dos tipos que salieran de la vivienda con las manos sobre la cabeza, pero éstos hicieron caso omiso a la orden decidiendo que andaban armas, luego dispararon para amedrentar a los agentes e intentar huir por una puerta trasera de la vivienda.

Dispararon a los glúteos

El plan no les funcionó a los malhechores y les fue mal, porque la Policía los persiguió, originándose a unos cien metros de la casa, un intercambio de disparos, resultando muertos dos de los tres tipos en el intento de escapar.

Guadalupe Loáisiga recibió un proyectil arriba del glúteo derecho, y su jefe, “Chepe” Alexander Díaz, originario de Matagalpa, también, pero en el lado izquierdo.

La Policía les ocupó un revólver calibre 38, cuatro proyectiles 9 milímetro, dos cadenas, dos pulseras y dos anillos de oro, dos mulas y tres albardas, además de 1 mil 500 córdobas en efectivo y ropa ajena.

Las autoridades están seguras de que los occisos y el detenido usaron armas de grueso calibre para liarse a tiros con ellos, pero probablemente las arrojaron en un guindo cercano al sitio del enfrentamiento.

“El Negro” con oscuro historial

El subcomisionado de la Policía Nacional, Ronald López, jefe interino de la Policía en Las Minas, dijo que “El Negro” tiene un historial delictivo propio de su mote, y estaba siendo buscado por homicidios, violaciones y robos con intimidación.

El último robo que “El Negro” cometió junto a sus compinches fue en perjuicio del pastor evangélico Francisco Solano, en la comunidad El Naipe, jurisdicción de Siuna, a quien despojaron de dos mulas, tres albardas y dinero.

La banda operaba en la zona de Wany, El Hormiguero, Rosa Grande, Santa Fe, El Naipe, y sobre la vía terrestre que une Siuna a Río Blanco, indicó el subcomisionado López.

Las operaciones de búsquedas, capturas y desarticulaciones de las bandas delincuenciales en la zona de Las Minas, se realizan con firmeza y en todo el territorio en el marco de los treinta años de existencia de la institución policial.