Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Traspasado por un impacto de bala de fusil Aka que le penetró en el costado izquierdo del cuerpo y le salió por el derecho, murió de forma inmediata Sergio Antonio Martínez Padilla, de 15 años, apodado “Cheyito”, la noche del viernes.

El adolescente habitante del barrio 18 de Mayo, fue ultimado por miembros de la pandilla “Los Nanciteros”, confirmaron las autoridades policiales.

Sobre las circunstancias en que ocurrió la violenta muerte de “Cheyito”, existen dos versiones que difieren la una de la otra: según la denuncia presentada por los familiares de la víctima, “Cheyito” fue aniquilado cuando quedó en medio del fuego cruzado entre dos grupos rivales.

Sin embargo, las investigaciones policiales revelan que Martínez tenía rencillas con “Los Nanciteros”, quienes habitan en el peligroso barrio “Walter Ferreti”, que colinda con el 18 de Mayo.

Testigo clave

El principal testigo del crimen es el dueño de la casa donde “Cheyito” se refugió cuando era perseguido por “Los Nanciteros”, según los actos de investigación hechos por la Policía.

Según el testigo clave, uno de “Los Nanciteros” que perseguía a “Cheyito” entró violentamente a su casa, razón por la cual le pidió que no atacara a los jóvenes que habitan en su hogar, pero el criminal le respondió: “no, es a este hijo de p... a quien buscamos”, y acto seguido le disparó.

El velorio de “Cheyito” se realizó ayer en su casa de habitación bajo el resguardo de un grupo de sujetos que estaban enmascarados y borrachos, quienes amenazantes decidían a quién podía recibir o no la familia doliente.

Por este nuevo crimen entre grupos rivales hasta la tarde de ayer las autoridades de la V Sección de Policía no reportaban capturados.