•  |
  •  |
  • END

Más de 20 horas permaneció varado el tráfico internacional sobre la Carretera Nueva- Managua- León, exactamente a la altura del kilómetro 20, frente a la báscula de Mateare, a consecuencia de una múltiple colisión entre tres furgones.

El aparatoso choque se produjo cuando el guatemalteco Rodrigo Alberto Martínez, conductor del cabezal placas C0750 BYT que circulaba de oeste a este sobre la vía antes mencionada, invadió el carril donde transitaba el cabezal sin placas conducido por el nicaragüense Genaro Francisco Mendoza, de 55 años, quien salió lesionado.

Luego del primer impacto, el furgón conducido por Genaro Francisco Mendoza chocó de frente contra el cabezal conducido por Manuel Alejandro Conrado Franco, de 33 años, guatemalteco.

Los dos vehículos pesados que eran conducidos por los guatemaltecos transportaban residuos de vidrio de Guatemala a Costa Rica, en tanto que el que era conducido por el nicaragüense llevaba 500 quintales de broza de arroz hacia Occidente.

Multa

El percance automovilístico ocurrió el sábado, pasadas las ocho de la noche, confirmaron las autoridades policiales.

La Policía hizo un gran esfuerzo ayer para facilitar que los vehículos livianos y unidades de transporte colectivo que viajaban de la capital hacia el occidente del país pudieran pasar a la orilla de la vía, bordeando el sitio donde quedaron los dos “mastodontes” de hierro.

Uno de los principales atrasos que se presentó para restablecer el tráfico sobre esa carretera que es utilizada por los transportistas como ruta internacional, era la lentitud con que aproximadamente diez hombres con palas y baldes pasaban de una rastra a otra los casi 500 quintales de broza de arroz que cargaba uno de los vehículos accidentados.

Orlando Lacayo, quien quedó varado en lugar del accidente desde la noche del sábado, dijo que el atraso provocado por el accidente lo obligaría a pagar una multa de mil dólares en el puesto fronterizo de Peñas Blanca por no cumplir con la hora establecida en la hoja de ruta.