•  |
  •  |
  • END

Infructuosos han sido los esfuerzos desplegados por la Policía para dar con el paradero del niño Deylan Steven Reyes, de tres meses, quien fue robado por una mujer de la Sala de Servicios Múltiples del Hospital “Fernando Vélez Paiz”, hace dos días.

Hasta el cierre de la presente edición agentes de la Estación Tres de Policía con el apoyo de oficiales de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional allanaron varias casas en busca de la criatura.

Entre las casas allanadas por la Policía están las de varias mujeres con antecedentes de robo de bebé, dijo el subcomisionado Danilo Obregón, jefe de Auxilio Judicial del Distrito Tres. El comisionado Yuri Valle, jefe de la Tercera Sección de Policía, señaló que aunque el robo del bebé en el hospital es un hecho aislado, “no por eso deja de ser trascendental ”.

Con la ayuda de Lady Johana Reyes, madre del niño robado, del personal del hospital y familiares de quienes cuidaban a sus pacientitos, la Policía elaboró un “retrato hablado” de la mujer.

Los testigos describen a la robaniños como una mujer de 25 ó 30 años, tez morena, estatura media, ojos negros, cabello largo, castaño, nariz pequeña, labios gruesos y cara redonda.


Ingresó con diarrea
El niño de tres meses ingresó al hospital el pasado domingo, con síndrome diarréico, confirmó la directora del centro asistencial, Maribel Hernández.

¿Cómo hizo la mujer que sustrajo al recién nacido para movilizarse libremente por todo el hospital, sin ser detectada por el personal de vigilancia durante cuatro días?, ésta es una de las preguntas que se hace la Policía. “Es raro cómo hizo esa mujer para entrar y salir al hospital fácilmente, si hasta el ingreso de la Policía se dificulta muchas veces”, subrayó el comisionado Valle.

La madre del bebé, con el rostro cubierto por las lágrimas y las manos temblorosa, relató a los periodistas que la mujer que le raptó al menor de sus dos hijos la engañó. “Ella (la mujer que sustrajo al niño) me pidió de rodillas que fuera a avisarle a su familia en los Laureles Norte que el niño había muerto”, relató Lady Johana.

“La mujer me dijo que fuera de la terminal de la ruta 103 una cuadra y media al sur, donde debía preguntar por Rafael Vásquez, quien efectivamente radica en esa dirección, pero me dijo que no conocía a esa mujer”, narró Reyes.

La directora del Hospital “Fernando Vélez Paiz” dijo que la mamá del niño robado siempre se contactó con la raptora de su niño en la parte externa del centro asistencial. No obstante, la atribulada madre dijo a los periodistas que la mujer siempre se comunicó con ella dentro del hospital, ya que le preguntaba por el niño cuando se veían, cerca de la farmacia o bien por el laboratorio, agregó.