Lésber Quintero
  •   RIVAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Un motociclista del municipio de Tola y otro de Potosí se sumaron a la extensa lista de motorizados que a nivel nacional perecen en accidentes de tránsito, porque la noche del domingo se vieron involucrados en accidentes que les costaron la vida.

Uno de los motorizados fue identificado por la Policía de Rivas como Diego Ramón Vado Jácamo, de 51 años, quien según las investigaciones se movilizaba en una moto amarilla “Genesis”, de la comarca Gigante al casco urbano de Tola, pero al llegar a una curva localizada entre la comarca “Juan Dávila” y El Coyol, perdió el control, cayó al suelo, dio volteretas e impactó contra un taxi azul que iba en sentido contrario.

Producto de la caída y de los golpes, Vado resultó con lesiones graves, por lo que el mismo taxista lo trasladó al hospital, pero falleció en el trayecto.

Del suceso la Policía tuvo conocimiento hasta las nueve de la noche del domingo, y al entrevistar al hijo de la víctima, de nombre Kenly Vado Arias, éste les manifestó que no denunció lo sucedido porque fue su papá quien tuvo la culpa.

Arreglo a la vista

Kenly Vado explicó a la Policía que no querían perjudicar a nadie y que su familia desistiría de cualquier proceso judicial. No obstante la Policía continúa ampliando las investigaciones, porque según la capitana Luisa Amalia Chavarría, es ante el Ministerio Público que las partes involucradas en el accidente pueden llegar a un arreglo.

La causa del accidente aún se desconoce, pero aparentemente Vado Jácamo al llegar a la curva y divisar el taxi, se puso nervioso y frenó bruscamente con los resultados ya antes descritos.

Segunda víctima

En tanto el motociclista Danny José Mendoza Enrique, de 26 años, pereció minutos después de impactar frente a frente con el también motociclista José de la Cruz Mora Bonilla.

Este accidente se registró minutos antes de las doce de la noche, en la curva del Pochote de la carretera que une a la comarca de Sabana Grande con el municipio de Potosí.

Danny José se dirigía del casco urbano de Potosí hacía su casa ubicada en Sabana Grande, y conducía a exceso de velocidad, apuntó la Policía.

La versión policial agrega que al llegar a la curva, Danny José le invadió el carril a Mora Bonilla y surgió el brutal encontronazo que le provocó un trauma craneoencefálico severo que lo llevó a la muerte cuando era trasladado a un centro asistencial de Managua.