• |
  • |
  • END

Un giro indebido cometido por Fredman Rivera Martínez es la causa del fatal accidente en el que falleció su compañero de trabajo Léster Urbina Vado, la noche del miércoles, sobre la pista suburbana.

Los dos hombres viajaban en una camioneta blanca que terminó estrellándose en un poste del tendido eléctrico ubicado de los semáforos del Memorial Sandino, al oeste.

Léster Urbina, quien iba a la par del chofer, murió de forma inmediata, mientras Rivera fue traslado en estado grave al Hospital Militar.

Las autoridades policiales creen que probablemente Rivera se durmió al frente del timón, luego se subió sobre el boulevard donde se produjo el brutal encontronazo.

A consecuencia del impacto, la cabina de la camioneta placas M 111 058, quedó convertida en chatarra y dentro de la misma quedó un zapato de Urbina.

La segunda víctima de accidente fue, según los datos de las autoridades de Tránsito de la Sexta Sección, un ciclista que hasta la tarde de ayer permanecía como desconocido en la morgue del Instituto de Medicina Legal, IML.

Aquí el presunto causante de la tragedia es José Benito Saravia Sánchez, chofer del autobús placas M1670, que cubre la ruta 110.

El fatal accidente aconteció cerca de los semáforos del Mercado de Mayoreo, cuando el busero supuestamente hizo una mala maniobra, cambió de carril y embistió al ciclista.