•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA

Como de costumbre, el tractorista Antonio Esteban Pastrana Martínez, de 58 años, salió contento a las seis de la mañana de ayer viernes de su vivienda, ubicada en la segunda etapa del Reparto Candelaria, de Chichigalpa, a bordo de su bicicleta niquelada, rumbo a su trabajo, donde un finquero chinandegano, cuando el destino le jugó una mala pasada.

A la altura del kilómetro 122 y medio de la carretera Chinandega-León, entre el Empalme de Chichigalpa y la entrada de la comarca El Pellizco, fue embestido por la camioneta Chevrolet, rojo quemado, placas P369902, estilo Suburban, conducida por el salvadoreño Reinaldo Rodríguez Cervellón, quien según versión de la Policía de Tránsito, se dio a la fuga.

Efectivos policiales encontraron el automotor cerca de la Rotonda Los Encuentros, en Chinandega, y presentaba abolladuras en el bumper delantero, huellas de sangre y de cabello en el vidrio delantero y daños en el foco delantero izquierdo.

El automotor fue devuelto por la autoridad policial a Adalberto José Rosales, un supuesto empresario salvadoreño ligado presuntamente a una empresa importadora de petróleos de El Salvador, quien aparentemente llegó a un arreglo extrajudicial con la familia del tractorista, aunque a las dos de la tarde del viernes, Rosario Munguía, viuda de Pastrana, dijo que no había visto a los que viajaban en la lujosa camioneta.

Mientras tanto, el cadáver del chichigalpino, la segunda víctima por accidentes de tránsito en este año, fue entregado por efectivos policiales a su familia para sepultarlo.


Motociclista embiste a niño
Por otro lado, el niño Yasmil Isaac Benavides, de cinco años, originario del Barrio El Limonal, de Chinandega, resultó con lesiones graves al ser embestido por una motocicleta roja, sin placas, cuyo irresponsable conductor se dio a la fuga.

El accidente ocurrió la mañana de este viernes, cerca de la entrada a la hacienda Carlota, en la carretera Chinandega-El Guasaule, cuando el pequeño, junto a su hermano de 13 años, bajó de un autobús para encontrarse con su madre, Susana Francisca Benavides Videa.

Visiblemente consternada, la progenitora dijo que el pequeño regresaba junto a su hermano de Chinandega, para visitarla, porque ella labora en un bar cerca del balneario de Campuzano.

El menor fue remitido en estado grave a un centro asistencial de Managua. Mientras tanto, efectivos de Tránsito buscan al motociclista y a una mujer que lo acompañaba, los cuales presuntamente huyeron rumbo a un cañaveral.