Lizbeth García
  • |
  • |
  • END
Tiene dañado el cerebro
El abogado Nicolás Sánchez reveló que Óscar Enrique Medina García tiene residuos de cráneo alojados en el cerebro, producto del pistolazo que habría recibido en la frente después del atraco. La jueza Octavo Penal de Audiencias de Managua, Karla García, ordenó por segunda vez al Instituto de Medicina Legal que valoren al imputado. El Centro de Salud de Ciudad Sandino atendió a Medina el dos de septiembre y dictaminó que tiene policontusión y fractura en la bóveda craneal, más herida frontal. El juicio para Medina y Edwin Zapata Pineda, por la presunta coautoría de robo agravado, quedó programado para el 28 de octubre, pero para mientras llega esa fecha, ellos seguirán en prisión. El robo que les achacan a los dos detenidos, ocurrió en la vía pública, cuando Edwin Javier Delgado Baltodano caminaba tranquilamente y fue interceptado por Medina, quien aparentemente le colocó un cuchillo en el abdomen y un cincel en el tórax, mientras Zapata lo despojaba de su pulsera de plata, un par de chinelas, el pantalón y la camisa. El afectado, Hollman David Delgado, y el taxista Claudio Cruz, persiguieron a los dos acusados y a los desconocidos que les acompañaban, pero uno de ellos, apodado “King Kong”, disparó en el pie derecho a Delgado.

En desgracia por una mujer
Noel Alonso González, de 42 años, desgració su vida matando a Luis Alfonso Loáisiga Zamora, de 39, por una mujer que, según la acusación, simplemente estaba en la misma cantina y mesa de tragos junto a los dos varones, pero que no era mujer de ninguno de ellos. Supuestamente la víctima piropeó a la dama y su compañero de tragos lo mató de una estocada en la tetilla izquierda. La Fiscalía no develó el nombre de la mujer por cuyos encantos hubo un muerto. Los hechos ocurrieron el 8 de septiembre en el Mercado Oriental. El caso quedó radicado en el Juzgado Quinto Penal de Audiencias de Managua.

Confirman prisión
El juez Séptimo Penal de Audiencias de Managua le confirmó ayer la prisión a Ruddy José Alvarado, de 26 años, por la supuesta autoría de secuestro simple y tentativa de violación en perjuicio de una niña de trece meses, quien supuestamente estaba jugando en su casa junto a su hermanito mayor, pero este se descuidó y se quedó dormido en una hamaca, momento en que el acusado aparentemente se llevó a la pequeña, la llevó a un cauce, la desvistió, pero vecinos del lugar lo vieron y capturaron. Esto ocurrió el 21 de agosto, a las 3:30 p.m. en un cauce de la colonia Nueve de Junio. La semana pasada el reo salió del juzgado en camilla porque empezó a convulsionar, pero ayer estaba sano, y fue enviado a juicio.