• |
  • |
  • END

La mañana soleada de repente se tornó gris y triste para familiares del adolescente Wilder David Selva Hernández, de 14 años. Ayer por la mañana el muchacho pereció de forma inmediata en un lamentable accidente de tránsito, en el kilómetro 26 de la Carretera Nueva a León, exactamente en la entrada a la comunidad “La Fortuna”.

Wilde iba en compañía de su amigo Nelson Eduardo Largaespada Guido, de 16 años, quien resultó gravemente lesionado en el mismo accidente y fue trasladado de emergencia en una ambulancia de Mateare hacia el Hospital “Antonio Lenín Fonseca”.

Según familiares de Nelson Largaespada, éste se dirigía de la comunidad Los Brasiles hasta La Fortuna, a visitar a su mamá en compañía de su amigo.

Falta de precaución

Varios pasajeros del bus amarillo, Internacional, placas LE 232, que cubre la ruta La Paz Centro-Nagarote-Managua, conducido por Orlando Silva Bóveda, de 25 años, en que iban las víctimas, dijeron que la culpa fue de los muchachos que se cruzaron sin tomar las medidas de precaución, pero vecinos y familiares negaban esa versión.

“Ellos --Wilder y Nelson-- bajaron del bus y al cruzar fueron atropellados por el conductor de la pipa, es irresponsable, porque si un bus está detenido por lógica sabés que alguien está bajando, y aunque está permitido aventajar, la precaución siempre debe ser por parte de los conductores sobre todo”, dijo una familiar que no se identificó.

Por su parte el conductor del cabezal blanco, Freightliner, placas M 137-605 que halaba la pipa, placas M 139-127, fue identificado como Santos Téllez Martínez, de 53 años, quien rápidamente fue trasladado a la delegación de Mateare, por temor a que familiares de los muchachos le hicieran daño.

Vía peligrosa

Según doña Claudia González no es la primera vez que en ese tramo de carretera ocurre una tragedia que enluta y deja dolor en una familia del sector, ya que los furgones, los interlocales y demás vehículos que circulan pasan a alta velocidad, sin importarles que se encuentre cerca una comunidad.

“El lunes un interlocal por poco y me hace difunta, ya que no les importa nada de nada. Mire en este sector van como cinco fallecidos en cuatro kilómetros de carretera, están pasando con cuidado porque está la policía”, dijo Claudia González.

Varios vecinos coincidieron en que si hubiese reductores de velocidad, varias tragedias se habrían evitado. “A los conductores que tengan más conciencia, porque ellos se van, siempre salen libres y queda uno con la tragedia encima”, agregó González.

Por su parte agentes de Tránsito de la Primera Delegación de Policía, investigan las causas del accidente.