•  |
  •  |
  • END

El juez de Juicio de Nueva Guinea, Eduardo Carrillo Rosales, dejó en libertad por vencimiento de término a los hermanos Delgadillo Candray, acusados por el delito de asesinato en perjuicio de la señora Villanueva Delgadillo Obando, el 20 de marzo de 2007.

La noticia fue confirmada a EL NUEVO DIARIO por el Jefe de la División de Relaciones Públicas de la Policía, comisionado mayor Alonso Sevilla, quien dijo que algunos testigos del caso han manifestado su temor a declarar en contra de estas personas, en el juicio que está programado para el 15 de enero.

La orden de libertad a favor de Denis Antonio y Casimiro Delgadillo Candray, fue recibida el pasado día siete de enero de 2008, por el jefe de la Policía de Nueva Guinea, comisionado Ramón Castillo Lira.

“La orden es emitida por el juez de Distrito de Juicio de Nueva Guinea, Eduardo Carrillo Rosales, y la causa de la libertad es por vencimiento de término”, confirmó Sevilla
La Policía ya envió un oficio al juez de Distrito, Eduardo Carrillo, expresando su preocupación por los testigos.

El crimen de Villanueva Delgadillo Obando, el 20 de marzo pasado, ocurrió cuando ésta, en compañía de una hija y de un vecino, se dirigía a tomar un vehículo de transporte colectivo para viajar a Nueva Guinea, donde participaría en un jurado contra varios de sus hijos, acusados de pertenecer a una banda de abigeos.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos en varias ocasiones urgió a la Policía Nacional el esclarecimiento de este hecho, ya que un mes antes de que la mataran hizo pública una denuncia de tortura en contra de sus hijos.

Este asesinato hasta motivó una visita a Nueva Guinea de la primera comisionada Aminta Granera, pues durante se investigaban los hechos, el compañero de vida de Villanueva Delgadillo, Gilberto Artola, también fue asesinado.

Artola fue ejecutado por hombres armados que llegaron a su finca Buena Vista, en la comunidad “Jacinto Baca”, en Nueva Guinea.

La Policía logró establecer que los hermanos Delgadillo Candray participaron en estos hechos motivados por rencillas personales.