•  |
  •  |
  • END

Severa reprimenda dio el juez Cuarto Penal de Juicio, Jaime Alfonso Solís, al defensor público Leonardo Gálvez en la apertura del juicio donde se procesa a Edgard Steven Martínez, por su supuesta coautoria en el asesinato perpetrado contra Mayling Raquel Martínez Mendoza y en el asesinato frustrado en perjuicio del adolescente Carlos Iván Ordóñez.

Martínez y Ordóñez fueron atacados por Martínez y Manuel de Jesús Vallejos, quien actualmente está prófugo de la justicia, la mañana del 3 de agosto de este año, cuando se bañaban en la Laguna de Xiloá, específicamente en el lugar conocido como “La Piedra del Yankee”.

Gálvez pidió al juez que reprogramara el juicio para poder obtener un video del noticiero Acción 10, donde según él hay una entrevista que favorece a su representado.

Sin embargo, contradictoriamente el defensor público cuestionó la integración del tribunal de jurados por considerar que varios de sus miembros están “contaminados” porque durante el periodo de recusación, el abogado les preguntó cómo se enteraron del caso y estos le respondieron que por los medios de comunicación.

La pregunta enojó al judicial hasta el extremo que preguntó: ¿Será que los jurados los tengo que traer de Costa Rica, la Luna o de Marte?”.

Sin ocultar su molestia con el defensor público, el juez Jaime Alfonso Solís dijo que la petición de Gálvez para reprogramar el juicio, además de improcedente constituye una falta de respeto a las víctimas y a sus familiares.