Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Sin castigo podría quedar la muerte violenta de Félix Pedro Flores Cáceres, de 48 años, quien expiró en el Hospital “Lenín Fonseca”, luego de 12 días de agonía.

Lo poco que sabe la familia de Flores es que fue atropellado por un vehículo la noche del jueves 10 de septiembre, frente a la Universidad Centroamericana, UCA.

El hombre, de oficio soldador, apareció en estado agónico frente a la casa de sus familiares, cerca de la Rotonda de “El Periodista”, la madrugada del pasado 11 de septiembre, pero lo misterioso del caso es que no se sabe quién llegó a dejarlo ahí.

Flores era originario de León y permaneció conectado a un ventilador artificial durante los 12 días de su agonía, confirmaron sus familiares.

Los parientes de Flores, quien ayer recibió cristiana sepultura en León, tienen poca información de cómo se produjo la muerte de este hombre a quien le sobreviven cuatro hijos, entre ellos un menor de edad.

Desde su ingreso al hospital capitalino los médicos informaron a sus familiares que eran pocas sus posibilidades, porque si sobrevivía iba a quedar en estado vegetal, aseguró una sobrina de la víctima.

Según el dictamen médico, Félix Pedro Flores falleció a consecuencia de trauma craneal severo que lo mantuvo en estado de coma.

La muerte por atropellamiento de Félix Pedro Flores es el segundo caso con características similares que acontece en Managua. El miércoles se conoció de la muerte de César Estrada Villalta, quien fue arrollado por un vehículo cuyo conductor se dio a la fuga.