•   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |
  • END

Por adelantado fue clausurado el juicio oral y público en contra de Santos Fermín Benavides, quien fue procesado por el delito de lesiones graves en perjuicio de Elmer Andrés Pastrana González.

El Código Penal establece seis años de presidio para quienes cometan este tipo de delitos, por lo que para obtener la pena mínima (tres años) el reo se declaró culpable.

Los hechos sucedieron el último día del año 2008, cuando la familia de Pastrana realizaba un festejo para recibir 2009.

Santos Fermín sin ser invitado llegó a la casa del afectado, ubicada en San Luis, bebió y comió a más no poder, pero como bien señala el adagio popular “mal paga el Diablo a quien bien le sirve”, en el momento que el dueño de casa le pidió que se fuera porque necesitaba descansar y ya era de madrugada, el sujeto tomó un puñal y se lo clavó en la espalda
Elmer Andrés Pastrana estuvo al borde de la muerte y sobrevivió de milagro, porque la puñalada le perforó un pulmón.

El colmo fue que el acusado anduvo prófugo siete meses, hasta que un día del mes de julio de 2009 decidió regresar a su terruño y el capitán de la Policía José Armando Espinosa, quien actualmente se desempeña como jefe de la delegación de la entidad en el municipio de San Juan de Limay, lo capturó.

Elmer Andrés Pastrana señaló que debido a las lesiones graves que sufrió tuvo que gastar más de cincuenta mil córdobas, además perdió el doble de dinero porque no pudo trabajar en el acopio de café en su finca.

La juez Elizabeth Corea programó la lectura de la sentencia para este treinta de septiembre.

Elmer Andrés Pastrana sentenció que recurrirá por la vía civil para demandar a su agresor por los daños económicos que le provocó.