•  |
  •  |
  • END

Semidesnudo e inflamado por el rápido estado de descomposición fue encontrado el cuerpo de Gilberto José Juárez Ríos, apodado “El Chele”, de 28 años, en una vivienda del barrio Sol de Libertad, luego que desde tempranas horas del sábado estuvo consumiendo licor.

Según su prima, Clarisa Ríos, el joven estuvo ingiriendo bebidas alcohólicas con su mejor amigo, al que sólo conocen como “Eduardo”, y quien comparte casa con el ahora fallecido. Ambos comenzaron tomando en otro lugar, y a eso de las una de la madrugada llegaron a la casa, y departieron con dos mujeres de las cuales se desconoce su identidad.

Ya no contestó

El cuerpo del infortunado fue descubierto por sus parientes en la mañana de ayer domingo, pues al irle a avisar que el desayuno estaba listo éste no abrió, por lo que supusieron que aún se encontraba dormido.

Como las horas pasaban y Juárez no se levantaba, procedieron a despertarlo, pero al darle vuelta sólo notaron que le salía agua de la boca y estaba completamente “tieso”.

Los hermanos del hoy occiso dieron parte al Instituto de Medicina Legal para que se presentara al lugar, sin embargo, éstos llegaron hasta seis horas después, cuando el cuerpo del hombre iniciaba a descomponerse. Aun así, el cadáver fue trasladado para que los forenses determinen las causas del deceso.

Policía indaga

Por su parte, “Eduardo”, quien habita en un cuarto en la parte trasera de la casa del ahora occiso, fue trasladado por agentes a la Sexta Delegación de Policía por ser el principal sospechoso de la muerte de “El Chele”.

Algunos vecinos dicen que murió en su “ley”, consumiendo licor. Las autoridades están investigando para conocer exactamente los hechos que dejaron sin vida a Juárez, ya que según los familiares del fallecido, algo sospechoso es que en la casa faltaban algunos electrodomésticos, entre éstos un televisor, un abanico y un radio.

El Instituto de Medicina Forense se encargará de determinar si éste falleció por causas naturales, si fue el licor el que le provocó la muerte, o si le dieron a ingerir algo que lo mató.